DOLAR
OFICIAL $98.02
COMPRA
$104.02
VENTA
BLUE $182.50
COMPRA
$185.50
VENTA

Claudia Fontán tuvo un error inaceptable en Masterchef Celebrity y decepcionó al jurado: “Estoy avergonzada”

La actriz sufrió un percance durante una exigente prueba de pastelería y tuvo una de sus peores noches en el certamen de Telefe.

Las noches de pastelería en “Masterchef Celebrity” suelen traer complicaciones. Ejemplos sobran a lo largo de las diferentes ediciones del reality gastronómico, y la de este martes no fue la excepción. Si a eso se le suma que estamos ante las instancias finales de la competencia de Telefe y que el plato en cuestión era el preferido de la princesa Diana de Gales, no hay que ser muy osado para aventurar que se vivió una jornada llena de contratiempos.

Lo que debían preparar los participantes era un Banoffe Pie, una tarta con masa de galletas, cubierta por una mezcla de crema de banana y un toffee a base de gelatina. En estos casos lograr el frío adecuado de las diferentes preparaciones es el principal inconveniente y una de las más afectadas fue Claudia Fontán.

“Le falta frío pero me lo traigo, tengo que batir la crema”, explicó la actriz al dejar la posición de los abatidores y regresar a su posición con dos fuentes, una con la base de galletas y otra con el toffee. Las apoyó en su mesada, muy desordenada a esa altura de la preparación, con tan poca fortuna que la que tenía el toffee se deslizó rumbo al piso boca abajo.

La “Gunda” entró en crisis, rodeó la mesada y se arrodilló junto a la fuente, buscando salvar la preparación, pero su carácter gelatinoso lo hizo imposible. La solución que encontró fue casi instintiva: juntó las manos formando un cuenco y se dispuso a recoger lo que pudo del toffee, devolviéndolo a la fuente. Al ver lo que pasaba, sus compañeros le pedían que no lo hiciera. Uno fue Gastón Dalmau, quien le recordó lo que había pasado con Andrea Rincón, cuando fue duramente advertida por el jurado por utilizar sus pies para pisar unas papas.

El conductor Santiago del Moro se acercó a su estación y también le aconsejó que no lo hiciera. “Se va a enojar el jurado”, le advirtió y estaba en lo cierto. Enseguida llegó Damián Betular, que enterado de la situación fue derecho al hueso. “¿Esto está juntado del piso?”, preguntó señalando la fuente con el toffee. “No, te lo juro por Dios que no”, negó la participante pero el jurado no le creía y miró con más detalle la escena del crimen. “¿Y estas manos que son?”, indagó señalando unas huellas que se formaban en el piso. “Gunda, yo me llego a enterar de que me como algo del piso...Avisada estás”, señaló a modo de advertencia, antes de seguir con su recorrida.

La participante estrenó la ronda de degustaciones y lo primero que le preguntó Betular fue por el incidente. La actriz mantuvo su inocencia y dio su versión de los hechos. “Yo había puesto en la torta, después se me cayó al piso”, señaló. “¿Vos habías puesto primero en la torta una parte?”, preguntó el jurado en modo fiscal. “Sí, es lo que está ahí. Después junté lo que había quedado pegada en la fuente, con una espátula, y después lo que quedó en la olla... no te voy a mentir”, señaló Fontán, encontrando una coartada para su delito.

Sin embargo el jurado desistió de probar su porción y llegó el turno de su colega Donato De Santis, que le realizó la misma pregunta y obtuvo la misma respuesta, pero más justificativos. “Entré en un ataque. Tenía la sensación de querer juntarlo, entré en un ataque pero no se puede. No le voy a poner algo del piso, por eso me da cosa que no me crea”, respondió apuntando a Betular.

Luego de observar su porción de diferentes ángulos, Germán Martitegui preguntó por última vez. “¿Vos me jurás que no hay nada del piso?”, “¡No, cómo va a haber del piso ahí!”; respondió Fontán, angustiada. “Si vas a mi estación vas a ver que quedó toffee”, respondió manteniendo su inocencia.

“Yo no lo probé porque me había quedado en la duda como con Andrea y quiero ser justo. Confío en vos, pero me da cosa. Te tenía mucha fe para hoy”, cerró su devolución Betular. De Santis cuestionó el exceso del espesor de las galletitas mientras que Martitegui llevó su argumento a otro nivel. “En una cocina hay una estructura que se basa en la confianza. Yo como jefe de cocina tengo que tener confianza ciega en la gente que está abajo mío de que si le pasa algo como lo que te pasó a vos, no lo van a poner en el plato”, señaló el exigente jurado, y continuó con su alegato.

“Cuando esta relación empieza a tener dudas, porque te vieron levantando cosas del piso, ya no podemos funcionar como un grupo. Entonces, ojalá que no sea cierto, pero no solo hay que ser sino parecer. Si se te cae algo al piso, no lo levantes y seguí trabajando como tenés que trabajar”, cerró. “Estoy avergonzada. No sé qué quise... que quería hacer”, dijo Claudia antes de retirarse, algo nerviosa y ensayando lo más parecido a una confesión.

Dejá tu comentario