DOLAR
OFICIAL $166.01
COMPRA
$174.01
VENTA
BLUE $313.00
COMPRA
$317.00
VENTA

Chocó dos autos en Palermo, quiso huir en taxi y bebió una gaseosa antes del test de alcoholemia

El tremendo episodio se produjo en el cruce de las avenidas Scalabrini Ortiz y Córdoba. Denuncian que el automovilista usaba el celular cuando chocó. 


Un conductor aparentemente borracho produjo un triple choque durante la madrugada del domingo en Palermo. Al intentar escapar, el automovilista fue detenido por un taxista que presenció el impacto. Con la visibilidad reducida por una densa niebla y con el celular en su mano, según denunciaron los testigos, se cree que el joven de 25 años, todavía no identificado, habría perdido el control de su auto por el estado de embriaguez.

Una de las personas afectados por el siniestro ocurrido entre las avenidas Scalabrini Ortiz y Córdoba, fue trasladada a un hospital por una fractura en un brazo, mientras que otro de los conductores sufrió una leve contusión en la cabeza, pero se encuentra fuera de peligro. El automovilista que provocó el choque, aparentemente alcoholizado intentó beber una gaseosa antes de que la Policía de la Ciudad le realice el test de alcoholemia y luego se prendió un cigarrillo.

El choque se habría provocado tras una maniobra en la que el conductor, bajo los supuestos efectos del alcohol, habría impactado su auto Mercedes Benz contra un Volkswagen que esperaba el cambio del semáforo. En consecuencia, perdió el control del rodado e impactó contra otro auto estacionado en la vereda y siguió su marcha, con la intensión de escapar, durante 80 metros, cuando fue interceptado por un taxista hasta que la Policía llegó al lugar.

Al ser consultado por el cronista de LN+, el joven de alrededor de 25 años se negó a responder dándole la espalda al periodista que insistía en conocer su versión de los hechos. En ese momento, intentó esconder una gaseosa recién abierta que habría comprado en un kiosco cercano a lugar del siniestro, instantes después de que la Policía lo detuviera. Los oficiales, al percatarse de las intensiones del causante del choque, le quitaron la bebida y la depositaron junto a uno de los vehículos damnificados.

El consumo de una gaseosa podría afectar el resultado del test de alcoholemia pendiente en el automovilista. Vestido con un buzo negro y pantalón marrón, continuó con su estrategia de reducir la cantidad del alcohol que podría indicar el medidor y se prendió un cigarrillo, pese a la presencia de cámaras y agentes de la Policía.

Los automovilistas de los vehículos implicados comentaron su versión de los hechos a LN+. “Estaba estacionado esperando el semáforo y siento un latigazo que me movió la cabeza”, explicó un conductor de remises por aplicaciones que volvía a su casa luego de trabajar. “El latigazo me produjo dolor de cabeza y en la pierna”, pero aclaró que no fue nada grave. Aunque insistió que el conductor que produjo el choque “está alcoholizado”. Su vehículo quedó gravemente dañado en la parte del baúl. La magnitud del impacto fue tal que dejó al descubierto el tanque de gas.

“Para mí estaba con el celular”, denunció el ocupante del tercer vehículo, que sufrió daños leves en la zona del paragolpes delantero. “Éramos cinco en el auto, y estábamos estacionados en el cordón de la vereda”, indicó. A su vez, relató que no sabe identificar si el choque se produjo primero contra su auto o contra el que estaba esperando a que corte el semáforo. “No sé si me tocó a mí primero o a él -en referencia al remisero- pero siguió de largo”, arguyó.

“Cuando lo fuimos a buscar, lo paró un taxi que venía atrás nuestro porque se quiso escapar, y cuando le pedíamos los datos no encontraba el celular; seguro lo tenía en la mano y se le escapó cuando chocó”, declaró el dueño de uno de los vehículos impactados, dando cuenta de que el conductor venía distraído y que eso podría ser el detonante del accidente.

La Policía de la Ciudad espera la llegada de los agentes de tránsito para realizar el debido control de alcoholemia e identificar si el joven que provocó el incidente estaba alcoholizado o no. El mismo podría ser multado por conducir alcoholizado y manejar mientras usaba el celular. Se espera que a través del registro de las cámaras de seguridad se identifique si además conducía con exceso de velocidad.

Dejá tu comentario