DOLAR
OFICIAL $69.71
COMPRA
$74.71
VENTA
BLUE $117.00
COMPRA
$127.00
VENTA

Badía y Tinelli: una relación para el recuerdo

Se querían con locura, al punto tal que Badía, en una de sus últimas apariciones, pidió públicamente que fuera Marcelo quien despidiera sus restos. Te mostramos la última entrevista del locutor al conductor.

Juan Alberto Badía fue un hombre que más allá de su profesión, era adorado por todos, como persona. Es público que fue el encargado de abrirle las puertas a muchísima gente, que hoy triunfa en el mundo del espectáculo y que la relación que más se destaca respecto a uno de los que le dio trabajo y lo ayudaron a triunfar, es la que tenía con Marcelo Tinelli.

Fue precisamente en "Badía y Compañía" en donde el actual conductor de "Showmatch" dio sus primeros pasos y logró empezar a destacarse en los medios de comunicación. Siempre, pero más que nada en estos últimos años, a Badía le preguntaban si el dueño de "Ideas Del Sur" había sido su mejor producto, a lo que él respondía: "Y, si lo medimos en éxito, seguro. Pero no es mi producto. Cuando lo convoqué a Marcelo para trabajar conmigo en Rivadavia y en la televisión, fue pura intuición. Lo elegí por su ingenuidad. Después, él hizo su personaje".

La relación que arrancó en los años 80, se fue haciendo cada vez más fuerte. Tal es así, que Tinelli siempre dice que Juan Alberto era su gran maestro y cada vez que necesitaba consultar algo, lo hacía con él. Un claro ejemplo fue el de la enorme ayuda que Badía le dio en sus comienzos frente a "VideoMatch". Su confianza en el "Cabezón" era tan grande que hasta se animó a decir, allá por los años 90 que ese iba a ser el programa que lo iba a llevar al éxito. Al respecto, Badía dijo que "Incluso, llamé a mi hermana y le dije: Marcelo va a ser el éxito de la trasnoche . Y no es que yo sea adivino. Lo que pasa es que le dieron un programa que potencia a un Marcelo Tinelli que yo conozco sobradamente. Ese tipo que está ahí en cámara es el mismo que fue toda su vida. Una persona que comunica sus triunfos con alegría, aunque no sean políticos sino artísticos, y que habla con un lenguaje desprendido de toda formalidad, tenía que pegar en la gente. Por eso no me sorprende el éxito de Marcelo. Así como les pasó a Los Beatles en su época, incluso a mí mismo, Marcelo llegó en un momento adecuado a un lugar adecuado".

Una vez conocida la enfermedad de Juan Alberto, fueron varios los encuentros memorables que Tinelli y él hicieron en televisión. En los mismos, este último no escatimó ni en un solo detalle y las palabras de admiración, cariño y respeto hacia Badía, fueron infinitas. "Sos una persona de una enorme generosidad, y lo digo siempre, me ayudaste siempre, me hiciste pelear con novias, me hiciste casar con mi primera mujer, estuviste siempre conmigo, estás siempre conmigo, formás parte de casi toda mi vida y estoy muy feliz de que sea así. Vos viste cosas en mí que yo no veía. Vos me dijiste tenés que hacer tele , y yo muerto de vergüenza quería hacer radio, no quería ni aparecer. Vivo ahora a una cuadra de lo que era el viejo Canal 9, y cuando paso me quedo clavado al pasaje Gelly y se me viene la imagen de cuando caminábamos juntos al canal y yo tenía la carita de gordito", expresó Tinelli en uno de esos encuentros.

Tan sólo unos días más tarde, Tinelli se encargó de hacerle un emotivo homenaje en "Sábado Show", del cual participaron Charly García, Marilina Ross, León Gieco, Víctor Heredia, Patricia Sosa y Juan Carlos Baglietto, todos artistas a los que el propio Badía les había dado ayuda durante sus carreras.

Como si fuera poco, el propio Marcelo Tinelli apareció en el estudio. Conmovido, Juan Alberto dijo "Tenerlo acá a Marce significa tantas cosas... Me doy cuenta de que tiene fiebre y sé que vino a pesar de sentirse así. El ha tenido papá, mamá y abuela, pero a mí me tiene para lo que necesite de por vida. El me tiene. Yo lo he tenido en el momento en que lo he necesitado, aun siendo un hombre tan ocupado. Me alegra la vida".

Tinelli no solo se emocionó y le devolvió cada uno de sus elogios, sino que fue a quien Badía le pidió que el día que muriera, fuera quien "va a ser el que despida mis restos".