DOLAR
OFICIAL $164.44
COMPRA
$172.44
VENTA
BLUE $316.00
COMPRA
$320.00
VENTA

Ataque a Cristina Kirchner: la Justicia rechazó investigar a Revolución Federal como instigadora 

Había sido un pedido de la Vicepresidenta, que responsabilizaba a la agrupación por el ataque que sufrió el 1 de septiembre. 


En el marco de la investigación  por el ataque que sufrió cristina Kirchner el pasado 1 de septiembre, la jueza federal María Eugenia Capuchetti rechazó, por el momento, alguna relación entre Revolución Federal y Fernando Sabag Montiel y Brenda Uliarte, los dos procesados por el violento hecho.

En la resolución,Capuchetti indicó que "los hechos denunciados se circunscriben a personas totalmente distintas y hasta el momento sin vinculación con aquellas que se encuentran imputadas" en el expediente del atentado contra la ex presidenta. De esta manera la denuncia contra la organización política será investigada por otro juez y no quedará, por el momento, relacionada al caso del ataque que ya tiene cuatro detenidos.

"Hasta el 1° de septiembre creí que era esto, estigmatizarme, proscribirme, calumniarme, difamarme, pero a partir de ahí me di cuenta de que puede haber alguna cosa más", dijo Cristina Kirchner en referencia al atentado en su contra, cuando el último viernes pasado se defendió ante el Tribunal Oral Federal 2 (TOF 2) que la juzga por el presunto direccionamiento de la obra pública vial a favor de Lázaro Báez, su ex socio comercial.

Fue la primera referencia que realizó, en sede judicial, respecto al ataque del que fue víctima aquel jueves a las 21 cuando Sabag Montiel gatilló la pistola Bersa calibre 32 a quince centímetros de su cabeza.

En ese contexto, la Vicepresidenta deslizó otro concepto: "Son la banda de autores materiales, lo tengo clarísimo a eso. Nadie puede pensar que esa banda planificó, ideó la autoría intelectual de lo que me hicieron", expresó.

La semana pasada uno de los abogados de Cristina, José Manuel Ubeira, pidió a la jueza Capuchetti que investigue "el posible financiamiento y la organización por encima" de los atacantes de la Vicepresidenta. Están convencidos de que existe una autoría política detrás de la tentativa de homicidio.

La Agencia Federal de Inteligencia (AFI) como organismos del Gobierno, radicó una denuncia contra Revolución Federal como espacio vinculado a Brenda Uliarte y a Sabag Montiel por la participación de la joven de 23 años en una de las actividades convocadas por esa agrupación, cuya metodología ha sido cuestionada en diversos ámbitos.

El juez federal Marcelo Martínez De Giorgi le envió ese expediente a su par Capuchetti, al considerar que ambas causas debían unificarse. "La presunta actividad ilícita llevada a cabo por el grupo Revolución Federal en su perfil de Instagram, debería ser investigada a la luz de los elementos de prueba reunidos, conjuntamente con el ilícito padecido por la Vicepresidenta, teniendo en consideración que una de las personas que habría participado en él y que se encuentra actualmente detenida en marco de la causa de mención, días antes concurrió a una manifestación organizada por el grupo", indicó el magistrado.

Ese argumento fue rechazado, en primer término por el fiscal Carlos Rívolo, quien dictaminó: "de la reconstrucción efectuada a partir del conjunto de elementos de prueba hasta aquí obtenida, no se ha vislumbrado hasta el momento ninguno que vincule -objetivamente- a los acusados con la agrupación Revolución Federal; ni con sus miembros o líderes ni que permitan sostener que el hecho específico que intentaron consumar hubiese sido planificado y organizado por o con los miembros de ese grupo".

En otro tramo el fiscal que investiga la tentativa de homicidio, señaló: "va de suyo que sostener esa postura sin otros elementos concretos y objetivos de conexión que son aún inexistentes, implicaría acumular a la investigación del intento de homicidio de la Sra. Cristina Fernández, a la totalidad de expresiones -incluso las violentas- realizadas por personas o agrupaciones en contra de su figura o la de otros funcionarios públicos…”.

La jueza Capuchetti respaldó estos criterios, que entre otros planteos indicó que el hecho de que Brenda Uliarte hubiere concurrido a una manifestación que tuvo lugar el 18 de agosto pasado frente a la Casa Rosada, difundida públicamente como "marcha de las antorchas" y que habría organizado el grupo Revolución Federal, "no vincula -sin más- a esa agrupación con el hecho específico llevado a cabo por Sabag Montiel y Uliarte" contra Cristina Kirchner.

En este punto la Fiscalía, rechazando en esta etapa de la instrucción algún tipo de vinculación, utilizó una conversación que Uliarte mantuvo el 28 de agosto (después de fallar en el primer intento de ataque a Cristina Kirchner) con su amiga Agustina Díaz. En esos mensajes sostenía: "Los liberales ya me tienen re podrida yendo a hacerse los revolucionarios con antorchas en plaza de mayo. Basta de hablar hay que actuar(sic)" y  "Mande a un tipo para que la mate a Cristi".

En torno a ello, el Ministerio Público Fiscal afirmó que "de las expresiones de Brenda Uliarte parece vislumbrarse más un designio criminal propio dirigido a dar muerte a la Sra. Vicepresidenta -junto a otra persona ejecutora que resultaría ser Sabag Montiel- que a llevar adelante el plan delictivo de la agrupación Revolución Federal…"

Lo que sumó la fiscalía al argumentar el planteo, que dio por válido la jueza Capuchetti, es un informe de inteligencia incorporado remitido por la Unidad de Información Financiera, del que "no surgen vínculos" entre Sabag Montiel, Uliarte, Díaz y Carrizo con los líderes de Revolución Federal, Leonardo Franco Sosa y Jonathan Ezequiel Morel".

Bajo esa línea de argumento, el fiscal Rívolo señaló que "no se trata aquí de negar la vinculación que pudiera existir entre las expresiones que esa agrupación difunde a través de redes sociales y su eventual significación delictiva, sino de mostrar que más allá de las conjeturas que se han realizado a partir de publicaciones periodísticas y de usuarios de redes sociales, no se ha evidenciado hasta aquí en uno ni otro expediente ningún elemento objetivo que razonablemente permita sostener la conexidad planteada" y que ello conduzca a una investigación conjunta.

La jueza federal Capuchetti reafirmó esta postura, al señalar que "sin perjuicio de no advertir aquella vinculación pretendida por mi colega (quien le envió la causa), tras un razonado análisis de las constancias incorporadas en las presentes actuaciones, se advierte un claro estado de incertidumbre sobre la supuesta vinculación pretendida".

Dentro de sus argumentos, señaló que "en tanto las escasas coincidencias" usadas por el juez Martínez De Giorgi para enviarle el caso, "resultan insuficientes para hablar de una vinculación", por eso rechazó investigar alguna presunta vinculación entre Revolución Federal y los acusados por tentativa de homicidio contra la Vicepresidenta.

Dejá tu comentario