DOLAR
OFICIAL $58.99
COMPRA
$63.99
VENTA
BLUE $74.80
COMPRA
$78.80
VENTA

Aseguran que hay una nueva pista sobre la muerte de Alberto Nisman: un espía que seguía a Diego Lagomarsino

El dato surge de conocimiento de una serie de llamadas cruzadas entre el presunto espía involucrado y otros agentes de la Side.

Este sábado 18 de enero se cumplirán cinco años del fiscal federal Alberto Nisman, que había acusado a Cristina Kirchner y a altos funcionarios de su gobierno, de buscar encubrir a los responsables -iraníes- del atentado a la mutual judía Amia.

De acuerdo con una publicación del diario Clarín, el domingo 18 en que Nisman estaba muerto y aún no habían hallado su cuerpo, un agente de la desaparecida Secretaría de Inteligencia del Estado (Side) fue tomado por una antena de telefonía que está a sólo una cuadra de la casa de Diego Lagomarsino -colaborador del fiscal y el principal sospechoso por haberle llevado el arma con el que se produjo el disparo que terminó´con la vida de Nisman-, en Martínez.

Desde ese lugar, a una cuadra de la casa de Lagomarsino, este agente se habría comunicado 27 veces con altos funcionarios de Inteligencia, para luego desconectarse minutos antes de que hallaran el cadáver del fiscal. Este dato es la nueva pista del caso que conmovió al país. De acuerdo con un entrecruzamiento de llamados realizado por la Policía Federal, a las 10.10 del domingo 18 de enero de 2015, un funcionario de la Dirección General de Reunión Interior de la Side se comunicó mediante un radio de Nextel con uno de sus agentes activos. La información precisa que quien inició la llamada está en Capital Federal, y que fue tomado por una antena ubicada en la avenida Beiró, entre los barrios de Agronomía y Villa del Parque. El que la recibió estaba en Martínez, al norte del conurbano bonaerense, que fue captado por una antena de la calle Hipólito Yrigoyen 3197, muy cerca de la Panamericana.

Justo ese domingo 18 de enero de 2015 en que Nisman apareció muerto, este agente activo de la exSide fue registrado por una antena de telefonía que queda a sólo una cuadra del departamento donde vive Diego Lagomarsino.

Según el entrecruzamiento de llamados, el domingo 18 ese espía estuvo muy cerca de Lagomarsino cuando Nisman estaba muerto, y que tuvo 38 comunicaciones de radio por Nextel, 27 de ellas desde el barrio de Lagomarsino. Las comunicaciones comenzaron a las 10.10 y siguieron hasta las 16.59, hora en que llamaron al espía desde una antena que corresponde a la zona de Puerto Madero, donde está el departamento de Nisman. Tras ese llamado el agente de inteligencia se quedó en silencio dos horas y luego apareció en localidades del conurbano: Tres de Febrero y San Martín. Desde allí se comunicó 11 veces más con sus mismos interlocutores que son “altos funcionarios de la Secretaría de Inteligencia del Estado” señala el artículo. Luego, el espía retorna al barrio de Lagomarsino cerca de las diez de la noche, donde emite tres comunicaciones más y recibe una, en pocos minutos. Luego de la última comunicación, apagó su teléfono.

Lagomarsino (experto informático que trabajaba con Nisman en la fiscalía Amia) fue el sábado 17 de enero (2015) fue dos veces al departamento de su jefe en Puerto Madero. Cuando se conoció la noticia de la muerte del fiscal, el lunes 19, dijo a los investigadores que el arma de la que salió el disparo que mató a Nisman, era suya y que se la llevó porque se la había pedido la víctima.

Dejá tu comentario