DOLAR
OFICIAL $85.43
COMPRA
$91.43
VENTA
BLUE $153.00
COMPRA
$159.00
VENTA

#AlimentacionConsciente ¿Miedos por dejar de comer carne?

Buenas y salsas gente linda. Hoy quiero hablarles a todas las personas que decidieron dejar de comer carne roja, y también a los que todavía continúan consumiéndola.

Buenas y salsas gente linda, gracias por seguir eligiendo alimentarse con el corazón y no tanto con los ojos. Hoy quiero hablarles a todas las personas que decidieron dejar de comer carne roja, y también a los que todavía continúan consumiéndola. La cuestión es que hay varios mitos sobre este tema, porque muchos creen que el hierro solo se encuentra en las carnes. Pero antes de continuar me gustaría hacerte la primera pregunta, ¿Por qué necesitamos consumir productos ricos en hierro? Y mientras pensás yo me voy a cebar un matecito.

El hierro produce glóbulos rojos quienes llevan la sangre oxigenada para ejercitar los músculos que nos permiten, por ejemplo, quemar más calorías. Por eso puede ser esencial para una pérdida de peso efectiva. Ojo que las personas con deficiencias de este mineral a menudo se sienten cansadas y no pueden estar tan activas como las que logran una ingesta adecuada. Además, sin el Hierro necesario, nuestro cuerpo se vuelve lento debido a que una de sus funciones más importantes es oxidar la glucosa para convertirla en energía. Por eso mis queridos chichipies, si tu vida trascurre en cámara lenta, en vez de ir a un técnico, dirigite a un médico.

Según la nutricionista y dietóloga Clara B. Álvarez "cuando una persona decide dejar de consumir carne, es muy importante que lo haga paulatinamente, que planifique bien su nueva dieta y que consulte a un especialista". Por eso es muy importante ingerir levadura de cerveza que nos aporta hierro de excelente calidad, algas marinas que son las reinas de este mineral (en especial la Espirulina), verduras verdes (espinaca, coles, alcauciles, brócoli, acelga), cereales, trigo integral, legumbres (garbanzo, soja, lenteja), frutos secos y semillas, entre tantos.

La carencia del Hierro se manifiesta con la Anemia cuyas características son palidez de la piel y mucosas, palpitaciones con taquicardia, boqueras, piel seca y cabellos quebradizos, disminución de las defensas y trastornos gastrointestinales. Entonces ahora que ya están más informados la próxima vez que alguien esté anémico, en vez de recomendarle que consuma morcilla, hacele un excelente Risotto integral de espirulina.

Como ya hemos dicho con Claudio en la radio, hay alimentos que nos mejoran la absorción del hierro, como por ejemplo la vitamina C que encontramos en los cítricos y también "la vitamina A presente en verduras amarillas y verdes o algunos ácidos de las frutas y vegetales", agrega la licenciada Álvarez.

Bueno, ahora me dejo de escribir porque de tan concentrado que estoy me olvidé la pava en el fuego y creo que el agua ya se hirvió. Los dejo con las dos recetas ricas en hierro y sabor.


Pablito Martín.

:: Risotto integral de espirulina

INGREDIENTES (2 personas)

Arroz integral 1 taza

Agua o caldo de verdura 3 tazas

Cebolla 1 chica

Diente de ajo 1

Vino blanco o agua ¼ vaso

Perejil 1 puñado

Espirulina en polvo 2 cucharadas

Queso rallado 4 cucharadas

Tofu 100 gramos

Salsa de soja 4 cucharadas

Pimienta y sal Cantidad necesaria

Aceite de oliva Cantidad necesaria

PROCEDIMIENTO

Picá bien chiquita la cebolla, el ajo y el perejil.

Cortá el tofu en cuadraditos y marinalos con la salsa de soja.

Poné a calentar el caldo.

En una cacerola con aceite blanqueá la cebolla con una pizca de sal (2 minutos). Luego poné el ajo y revolvé durante 30 segundos. Agregá el arroz y dejá cocinar por unos segundos más. Inmediatamente verté el vino o el agua y esperá que evapore el alcohol.

Cubrí con el caldo y revolvé constantemente. Andá agregando caldo de a poco hasta que el arroz esté al dente (20 minutos).

Por último, apagá el fuego, agregale el queso, la espirulina y un buen chorro de aceite. Revolvé enérgicamente para formar la cremosidad típica del risotto. Rectificá los sabores y listo.

Servilo en los platos y por encima decoralo con el tofu marinado y espolvorealo con perejil.

Pablito Martín.

:: Budín de lentejas

INGREDIENTES

Lentejas hechas 2 tazas

Harina 000 120 gramos

Harina integral 120 gramos

Polvo para hornear 2 cucharadita

Azúcar orgánica 200 gramos

Aceite de oliva o nuez 100 cc

Agua 50 cc

Ralladura de limón y/o naranja 1 cucharada

Esencia de vainilla 4 cucharadas

Frutos secos 50 gramos

Pasas de uva 50 gramos

Huevos 2

Coco rallado Cantidad necesaria


PROCEDIMIENTO

Precalentá el horno.

Picá los frutos secos y enharinalos con las pasas de uva.

Mezclá las harinas con el polvo para hornear.

En una licuadora, procesá las lentejas con el aceite, la ralladura de limón y/o naranja, la esencia de vainilla, las 2 yemas y el azúcar hasta obtener una pasta homogénea. Después incorporá las harinas y dejá reposar.

Mientras tanto batí las claras a punto nieve (al dar vuelta el bol no se te caerán).

Por último, incorporá las claras a la mezcla en forma envolvente.

Ponele un poco de aceite y harina a un molde de budín inglés, introducí la mezcla y cocinalo en un horno moderado por 60 minutos (pinchalo con un cuchillo y si sale limpio ya está).

Pablito Martín