DOLAR
OFICIAL $89.73
COMPRA
$95.73
VENTA
BLUE $140.00
COMPRA
$145.00
VENTA

Una pareja dejó enterrada a su beba en la arena para tener sexo en el mar

La menor fue rescatada 40 minutos después, insolada y con hambre. Los padres, que fueron detenidos, tenían gran cantidad de drogas en su poder.

Una pareja fue detenida en una de las playas más concurridas de Santa Clara por enterrar a su hija de 2 años en la arena, a metros del mar, para poder ingresar al agua y tener relaciones sexuales. La policía secuestró entre sus pertenencias 200 pastillas de Rivotril, una botella de popper, marihuana y una pastilla de éxtasis.

El hecho ocurrió en la tarde del pasado lunes en una playa, ubicada en Luarca y la Costanera, donde un turista avisó a un efectivo policial que un hombre y una mujer estaban protagonizando situaciones de índole sexual en el agua, mientras su hijita estaba enterrada en la arena. 

Al acercarse al lugar, el policía observó que la menor tenía arena hasta el cuello y manifestaba signos de insolación y hambre. El agente sacó a la nena y cuando intentó identificar a la pareja, los dos comenzaron a resistirse, por lo que fueron detenidos.

En la cartera de la mujer, en tanto, encontraron 200 pastillas de Rivotril, una botella de popper, marihuana y una pastilla de éxtasis, por lo que les iniciaron una causa por violación a la Ley 23.737.

Según revelaron las fuentes, la pareja dejó enterrada a la nena sola durante unos 40 minutos.

"Estaban haciendo exhibicionismo en la playa, se manoseaban y demás cuestiones, aunque la medida se tomó por la negligencia para con la menor. Había relatos de la gente que estaba en la playa de que la habían enterrado en la arena para meterse al mar. Estaban bajo los efectos de alcohol y de la droga”, explicó en Búnker FM 91.9 Mariana Espósito, miembro del Servicio Local de Prevención y Promoción de los Derechos del Niño, que intervino en el caso.

Por otro lado, reveló: "Sucedió una situación similar en otras playas de Santa Clara con los mismos protagonistas. Me llama mucho la atención la actitud de estas personas. Para que la nena no moleste, la enterraron”.

La madre de la menor, de nacionalidad peruana, no tendría familiares en el país, por lo que la nena quedará resguardada con un referente comunitario y elevaron una solicitud de vacante en un hogar hasta esperar la resolución procesal.

En cuanto al estado de salud de la víctima, Espósito explicó que se realizaron las consultas necesarias en el sistema de salud y que “estaba muy bien". "Anoche durmió bien. Durante el día de ayer no almorzó”, contó.

La causa se tramita en la UFI descentralizada de Mar Chiquita, a cargo del doctor Ramiro Anchou, que resolvió trasladar a la mujer al Destacamento Femenino, mientras el hombre fue enviado a la Unidad Penitenciaria 44 de Batán.

Dejá tu comentario