DOLAR
OFICIAL $100.63
COMPRA
$106.63
VENTA
BLUE $196.50
COMPRA
$199.50
VENTA

Un centro cultural convoca a multitudes a partir del éxito de El juego del Calamar

Esta semana, hasta enseñaron a preparar famosas galletitas de la serie: las Dalgonas Ppopgui. Un positivo efecto colateral de la cuestionada industria del streaming y las “maratones sedentarias”.

Camuflado en el vertiginoso ritmo de Retiro, el Centro Cultural Coreano en Argentina es desde 2006 un reducto propicio para promover la cultura coreana en el país. Pero el furor de “El juego del Calamar” acrecentó la cantidad de visitantes diarios. Esta semana, hasta enseñaron a preparar famosas galletitas de la serie: las Dalgonas Ppopgui. Un positivo efecto colateral de la cuestionada industria del streaming y las “maratones sedentarias”.

centro cultural coreano

La sede en sí misma ya es un gran baluarte pues se trata del restaurado Palacio Bencich, un petit hotel particulier construido en 1914 a partir de un proyecto llevado a cabo por los arquitectos argentinos Eduardo M. Lanús y Pablo Hary.

La belleza arquitectónica confunde muchas veces al transeúnte ocasional que cree que para ingresar hay que  abonar una cuantiosa suma.  Primera buena noticia: la entrada es gratuita.

centro cultural coreano

Claro que, según nos comentaron sus anfitriones para la realización de esta nota, el éxito de la serie El juego del Calamar “atrajo a mucha gente joven” que quiere conocer un  poco más de la cultura coreana. Un  cartel escrito en ambos idiomas en el escritorio de la entrada parece extenderle los brazos a todos: “Bienvenidos”, dice.

centro cultural coreano

Otra buena noticia es que los visitantes pueden anotarse en cursos de idioma o asistir a los ciclos de cine.  Ciertamente, el Centro Cultural Coreano es un lugar de comunicación e interacción que permite apreciar lo tradicional y lo moderno de la cultura coreana a través de diversas exposiciones, conciertos, películas, cocina y artesanías.


¿Qué se puede ver en el  CCC?

 

LA MESA ESTA SERVIDA

Uno de los rasgos más identitarios del pueblo coreano es su comida, el hansik. Precisamente la Sala de Hansik propone un espacio para conocer el mundo culinario coreano, su historia y las diferencias regionales.

Para los coreanos, comer no es sólo ingerir alimentos. También  se trata de disfrutar de la naturaleza y del tiempo en familia. El hansik  es una  comida saludable que por sus métodos de hervido y de fermentación tarda en prepararse

HOGAR, DULCE HOGAR

centro cultural coreano

Los hanok son las viviendas tradicionales de Corea creadas con elementos de la naturaleza como madera, barro y rocas. La ventana de papel, por ejemplo, protege  al cuerpo humano de la luz solar directa. Por eso, esta casa permite vivir en armonía. Para los arquitectos contemporáneos estas casas son un ejemplo de construcción sustentable. En la Sala de Hanok puede verse una recámara tradicional designada para hombres (sarangbang) así como la que era la designada a mujeres (gyubang).

 

VESTIMENTA

centro cultural coreano

El Centro Cultural también tiene un espacio reservado para exhibir las prendas tradicionales que aún hoy se utilizan para festividades y eventos especiales. En la Sala de Hanbok se puede conocer más sobre la vestimenta típica, los colores y la variedad de telas.

centro cultural coreano

centro cultural coreano

El  Centro Cultural Coreano se puede visitar de lunes a viernes de 09.00 a 18.00 hs. Queda en Maipú 972. 

centro cultural coreano

Si pasás por allí y escuchás que algún joven  canta “Jugaremos,  muévete luz verde”, es pura coincidencia. No temas. Entrá, que ganás seguro.

Dejá tu comentario