DOLAR
OFICIAL $94.39
COMPRA
$100.39
VENTA
BLUE $153.00
COMPRA
$158.00
VENTA

Sentencia inédita: el tatuador acusado por “pornovenganza” fue condenado a 5 años de prisión

Es la primera vez que alguien que difundió material íntimo sin consentimiento es juzgado.

Se dio a conocer este jueves, en la provincia de La Rioja, la sentencia en el primer juicio oral de la Argentina en el que se juzgó, entre otros hechos, la difusión sin consentimiento de la mujer involucrada, de material sexual íntimo, tipificado en el proyecto de reforma del Código Penal como "pornovenganza".

El Tribunal de la Cámara Tercera en lo Criminal y Correccional, presidido por la jueza Edith Agüero, junto a los magistrados María Petrillo y Fernando Romero, dictó la sentencia en un hecho denunciado en el 2017, que sirvió de base para incluir la figura de la pornovenganza como delito informático en el proyecto del nuevo Código Penal.

Patricio Pioli fue condenado a cinco años de prisión de cumplimento efectivo por los delitos de "coacción y lesiones leves calificadas" en contra de su expareja, Paula Sánchez Frega.

Como parte de su accionar, Pioli amenazó con difundir y difundió, sin el consentimiento de Sánchez Frega, fotografías y videos íntimos registrados cuando tenía una relación con ella.

El tatuador deberá someterse a un tratamiento psicológico permanente durante su estadía en prisión.

Pioli, de origen sanjuanino y conocido en La Rioja como "El tatuador", por su trabajo, fue denunciado por Sánchez Frega por violencia de género y amenazas de difusión de material íntimo luego de finalizar su relación en el año 2016.

Sánchez Frega dialogó tiempo atrás con Clarín sobre las fotografías y filmaciones sexuales que hacía su expareja: "Con mi consentimiento, él grababa nuestras relaciones íntimas (...) A mí no me molestaba, confiaba en él y pensaba que no pasaría del círculo de sus amigos".

Pero todo se le fue de las manos. La situación que explotó en 2017 cuando el material llegó a las redes sociales.

Patricio Moreno Castro, el defensor del ahora condenado había alegado que estaba asentada una “exposición” en la Policía (“Aunque los efectivos deberían haberlo registrado como denuncia”, aclaró) que a Pioli le robaron el celular, tiempo antes de la denuncia de su exnovia. “Todo está en el expediente. Y lo hemos acompañado con una serie de testimonios que refuerzan el robo del teléfono”, aclaró el letrado.

Dejá tu comentario