DOLAR
OFICIAL $92.64
COMPRA
$98.64
VENTA
BLUE $140.00
COMPRA
$145.00
VENTA

Se llevaron un nene de una colonia de vacaciones

Ocurrió el jueves en el Club Oeste, en Caballito.


El jueves, cerca del mediodía, se llevaron a un nene de la colonia de vacaciones del Club Oeste, ubicado en José María Moreno y Alberdi, en la Ciudad de Buenos Aires. Fue encontrado un rato después, sano y salvo.

La imputada Jazmín Felioga, de 25 años de edad, según sus redes sociales dice ser poeta y organizadora de eventos, vive en una casa tomada en Villa del Parque, en Sanabria al 3.200. Se sabe que es paciente psiquiátrica. Ayer se allanó su casa y se secuestró la computadora, también fue allanada la psiquiatra que la atiende. 

Lo concreto es que se presentó el jueves siendo las 11:45, y aprovechando el desorden general (con protocolos, distanciamiento y demás recomendaciones) tomó de mano al nene y se lo llevó. Ninguno de los presentes notó nada.

A las 11:50 se hace presente la tía, que es quien se encuentra autorizada, y ahí se dieron cuenta de la ausencia del menor.

Tras montarse un importante operativo -y luego de revisar las cámaras de la zona- la joven y el nene fueron encontrados en Parque Rivadavia.  La secuestradora fue detenida y se espera que declare durante el fin de semana. El nene fue devuelto a su familia.

La jueza pretende determinar si actuó sola, si tenía un plan o si actuó por impulso.

Puedo imaginarme la sensación de la tía que debía retirarlo, dijo haber visto las puertas abiertas de par en par, y cuando reclamó al nene, el profesor le dice: “Lo llevó la niñera”. A los gritos indica que ella es la niñera, y aquí viene lo más insólito: la propia tía y cuidadora fue quien llamó al 911 entre lágrimas, mientras que en club trataban de calmarla. 

Rápidamente se hizo presente personal policial y comenzaron a seguir las indicaciones de una mamá y su nena, que vieron a quien se lo había llevado. Dio la fisonomía de la apropiadora y luego de ver las cámaras, tenían el recorrido, el resto fue sólo cuestión de seguir la secuencia fílmica.

El nene -según alguna fuente parece haber gritado- pero el profesor no lo escuchó. Como diría Maradona, a todos “se les escapó la tortuga”. Mientras tanto, las autoridades de la colonia, dieron un frío comunicado y el descuidado profesor fue despedido.

Hasta el momento de editar esta nota, nadie del club se había comunicado con la familia del menor. Ciertamente me cuesta comprender algunas situaciones, descuidos no debieran haber, pero suceden. Y a veces terminan en desgracia, aquí por suerte no. 

Pero yo, que soy siempre quien critica el accionar de la Policía de la Ciudad, hoy debo felicitarlos por tan rápido despliegue y eficiencia. Al Club, la mayor de las condenas. Todos los padres deberían retirar a sus hijos de allí, son incompetentes, pero por sobretodo INSENSIBLES.

Como diría mi mamá: “Gente Mala…“ 

Dejá tu comentario