DOLAR
OFICIAL $135.37
COMPRA
$141.37
VENTA
BLUE $290.00
COMPRA
$295.00
VENTA

Más de 4 millones de alumnos sin clases por el paro de docentes bonaerenses

Más de cuatro millones de alumnos vieron alteradas sus actividades a raíz de un paro de 24 horas en escuelas públicas y privadas dispuesto por gremios docentes.

La huelga se insertó en el plan de lucha llevado a cabo por el Frente Gremial, que incluye a los gremios mayoritarios SUTEBA, UDA, FEB, AMET y SADOP, en reclamo de incrementos salariales para los dos últimos meses del año, con reapertura de paritarias en enero del año próximo y pago de asignaciones familiares para todos los docentes.

Desde ámbitos gremiales se indicó, en declaraciones a la prensa, que el cese de actividades -la tercera jornada de paro en lo que va del año- se cumplió con un acatamiento superior al 95 por ciento.

La Federación de Educadores Bonaerenses (FEB) sostuvo que fue "masiva la adhesión al paro del Frente Gremial" y estimó que la jornada de protesta tuvo un acatamiento de "entre el 95 y el 100 por ciento".

"Sabíamos que el acatamiento volvería a ser alto. Hay una convicción muy fuerte de los docentes por recuperar el poder adquisitivo de su salario antes de fin de año", dijo la titular de la FEB, Mirta Petrocini.

Desde la FEB afirmaron que "en distritos como Campana, General San Martín, Malvinas Argentinas, Capitán Sarmiento y Escobar, la adhesión a la medida de fuerza fue total, mientras que en ciudades como Saladillo, Luján, San Pedro, Baradero, San Fernando, Roque Pérez y Zárate, el acatamiento fue de un 95 a un 99 por ciento".

Precisaron que "porcentajes similares se registraron en Tres de Febrero, Pila, Salto, Carlos Casares, Carlos Tejedor, Pehuajó, Rivadavia, Olavarría, Coronel Dorrego y Villarino".

"La contundencia de esta nueva medida de fuerza es un indicador concreto del malestar de los maestros. Es necesario una propuesta salarial inmediata para lo que resta del año, sino podría peligrar el inicio del ciclo lectivo 2001", sostuvo Petrocini.

En este sentido, la presidenta de la FEB dijo que "será decisión de todos los docentes, quienes evaluarán en forma responsable la situación, pero de no haber avances en las negociaciones podrían no comenzar las clases el próximo 28 de febrero".

Por su parte, el secretario general del SUTEBA, Roberto Baradel, evaluó como masiva la adhesión docente al paro de 24 horas en la provincia de Buenos Aires y advirtió que de no mediar respuesta al reclamo por parte del Gobierno provincial, continuará el plan de lucha.

"Hay que destacar también que este acatamiento se realiza en las escuelas públicas y en las privadas. Esta es una clara demostración al Gobierno de la Provincia de Buenos Aires de la necesidad que tenemos los docentes de recomponer nuestro salario, de cobrar el salario familiar sin ningún tipo de discriminación, de adelantar la paritaria del año que viene a enero y que en el 2011 nos encontremos con 20,000 cargos docentes nuevos y además con las condiciones de infraestructura adecuadas", indicó.

Baradel explicó que "este es el debate y esos son los puntos de discusión con el Gobierno de la Provincia de Buenos Aires".

"Le reclamamos fundamentalmente al Gobernador de la Provincia de Buenos Aires que salga del estado de anomia que han mostrado en la última reunión, que convoquen a los docentes y hagan una propuesta en concreto para canalizar el conflicto", puntualizó.

El titular de SUTEBA destacó: "Valoramos el diálogo, lo hemos dicho. Pero el diálogo sin respuesta no sirve absolutamente de nada".

"Así que queremos que haya una convocatoria del Gobierno de la Provincia de Buenos Aires, estamos dispuestos a concurrir para ver cómo se resuelve este conflicto. Si esto no es así, la semana que viene el SUTEBA ya convocó a plenario de secretarios generales, vamos a decidir la continuidad de las medidas de fuerza en lo que resta del año y evaluaremos la posibilidad de llevar adelante el conflicto para el año que viene en el caso que el Gobierno provincial no atienda los reclamos de los trabajadores de la educación", agregó.

Por su parte, autoridades de la cartera de Educación bonaerense consideraron nulas las posibilidades de otorgar un aumento para este año, aunque manifestaron la voluntad de iniciar conversaciones con los gremios a partir de enero próximo.