DOLAR
OFICIAL $143.78
COMPRA
$151.78
VENTA
BLUE $282.00
COMPRA
$285.00
VENTA

Los detalles detrás del primer femicidio en Tres Lomas: gritos en la oscuridad y un final ¿anunciado?

Héctor Mansilla asesinó a cuchilladas a Mirta Cabrera en su cuarto matrimonial. Después, se suicidó estrellándose contra un camión. 


El camionero transportaba 30 mil kilos de maíz en el Volkswagen 17220 por la ruta nacional 33, en dirección a Trenque Lauquen, cuando lo sobresaltó un estruendo. Pensó que había reventado un neumático, así que paró en la banquina. Cuando se bajó, quedó en shock: un Volkswagen Polo estaba incrustado en el acoplado, con su conductor muerto.

En el lugar del impacto, ocurrido poco antes de las nueve de la mañana del martes en el kilómetro 279 de la carretera, no había huellas de frenado. Además, había poco tránsito y las condiciones climáticas eran buenas.

Lo cierto es que cuando la Policía fue hasta la casa de la esposa de la víctima, en la calle Mayor Sosa al 500, de la localidad de Tres Lomas, para avisarle a Mirta Yolanda Cabrera (57) que Héctor Omar Mansilla (62) había muerto en un accidente, ella no respondió a los llamados.

Al entrar los oficiales junto a uno de sus hijos tras romper la puerta, la encontraron asesinada a puñaladas en su dormitorio. El cuerpo tenía múltiples heridas, varias de ellas defensivas. También estaba la cuchilla usada para matarla. La causa de muerte fue un shock hipovolémico, provocado cuando los órganos no reciben suficiente sangre ni oxígeno.

"Fuimos a avisarle a la pareja de la víctima del accidente y, al no obtener respuesta alguna, los familiares rompieron la puerta y encontraron a la mujer sin vida", dijo el jefe de la Policía Departamental Seguridad Tres Lomas, comisario César Smith.

Además, al ser consultado por este diario, aseguró que "es la primera vez que hay un femicidio en Tres Lomas, los vecinos están conmocionados".

Con estos datos, la investigación a cargo del fiscal Manuel Iglesias, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 5 del Departamento Judicial Trenque Lauquen, avanzó hacia la hipótesis de un femicidio seguido de suicidio.

No obstante, todavía resta esperar el resultado de las pericias para confirmarlo y cerrar las dos causas judiciales que transitan en paralelo, una por el crimen y otra por el choque fatal.

Fuentes judiciales dijeron a Clarín que en el fondo de la construcción donde ocurrió el femicidio hay otra casa, separada por un patio, donde viven Ezequiel Omar Torres (37), hijo de la mujer, junto a su esposa -policía-, su hijo y dos hijas menores de edad de Cabrera.

Sin embargo, ninguno declaró haber escuchado una discusión a eso de las seis de la mañana, como trascendió en medios locales.

La pareja se había casado hacía dos años. Él era de Casbas, partido de Guaminí. Había sido camionero, pero actualmente estaba sin trabajo. Se mudó a Tres Lomas, ubicada a unos 70 kilómetros, tras enamorarse de Cabrera. Ella era ama de casa. También desempeñaba tareas de limpieza en el hospital municipal y había desarrollado el oficio de costurera.

Los investigadores dijeron que todo indica que Mansilla mató a Cabrera, cerró la puerta de la habitación y salió en el VW Polo hacia la ruta -quedó registrado por las cámaras de seguridad-, para terminar chocando intencionalmente contra el camión, conducido por un hombre también de apellido Mansilla, oriundo de Trenque Lauquen y de 30 años, pero que no era familiar del femicida.

Además, un testigo declaró haber visto cuando el conductor del Polo bordó aceleró para impactar contra el acoplado del camión, que circulaba correctamente, a 70 kilómetros por hora, en una zona recta.

En el cuerpo del hombre, conocido por el apodo de "Zorro", encontraron manchas de sangre que serán comparadas para determinar si correspondían a la mujer. Los rastros estaban en los pies y lo que llamó la atención es que tenía las medias y el calzado limpios.

Los investigadores remarcaron que no había denuncias previas por violencia de género. Es más, los testigos señalaron que Mansilla era "súper tranquilo y sumiso", por lo que les sorprendió el violento desenlace. Tenía dos hijos varones de un matrimonio anterior, que vivían en Casbas, al igual que su ex esposa. Allí lo despidieron este miércoles.

La localidad de Tres Lomas, cabecera del partido homónimo (la otra localidad del distrito es Ingeniero Thompson), tiene unos 7.000 habitantes y está situada al oeste de la provincia de Buenos Aires, casi en el límite con La Pampa, a 520 kilómetros de Buenos Aires. Su principal actividad es la agrícola.

En los últimos diez años en Argentina hay un promedio de un femicidio cada 30 horas. Según el último informe de la Oficina de la Mujer de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, durante 2020 se registraron 287 víctimas letales: 251 de femicidio directo y 36 de femicidio vinculado. La mayoría de los asesinatos ocurren en las casas de las víctimas y son cometidos por parejas o ex. Ante una duda o una urgencia, llamar al 144.

Fuente: Clarín.

Dejá tu comentario