DOLAR
OFICIAL $187.16
COMPRA
$196.16
VENTA
BLUE $375.00
COMPRA
$379.00
VENTA

Las condiciones de las petroleras al Gobierno en el acuerdo por los precios de la nafta

En una tensa reunión acordaron subir a abril un 16% acumulado. Pero reclamaron, entre otras cosas, que el dólar oficial no se devalúe más allá de ese techo, acceso a dólares para importar lubricantes e impuestos internos sin aumento.

Las petroleras sellaron un acuerdo de palabra con el ministro Sergio Massa para pactar que los precios suban solo 16% de aquí a marzo.

En una tensa reunión en la que ninguna de las partes asumió compromisos por escrito, las petroleras le reclamaron al ministro que les asegure que ni el dólar, ni los biocombustibles se moverán por encima del 4% mensual y que tampoco habrá sorpresas con los impuestos.

Además, le pidieron que intercediera ante los sindicatos para que la paritaria de los estacioneros no saltara por encima del 90% acordado hasta ahora.

Para acercar posiciones, Massa les prometió que podrán acceder al dólar oficial para importar lubricantes y que frenará la suba del impuesto a los combustibles líquidos que ya se había puesto en marcha.

Así, el acuerdo que se anunció establece que se aplicarán aumentos del 4% en diciembre; 4% en enero; 4% en febrero y 3,8% en marzo. Con esto, el gobierno profundiza la estrategia acuerdista para bajar la inflación a la que Massa definió como "el principal drama de la Argentina”.

Después del encuentro la secretaria de Energía, Flavia Royón precisó que “la actualización del impuesto a los combustibles líquidos (ICL) se va a postergar para después de marzo porque entendemos que el Estado tiene que acompañar”.

​Cerca del mediodía Massa había recibido a las empresas en el Palacio de Hacienda, acompañado por Royón, y el secretario de Comercio, Matías Tombolini.

Del lado de las petroleras estuvieron Teófilo Lacroze, CEO Raízen Argentina, que comercializa Shell; Marcos Bulgheroni, CEO de PAE, dueños de Axion; Martín Urdapilleta, gerente general de Trafigura/Puma; Pablo González, presidente de YPF, y Juan Pablo Iuliano, CEO de la petrolera estatal.

Durante el encuentro, el ministro resaltó que "el objetivo es seguir construyendo un camino en el cual todos los sectores contribuyan a bajar significativamente la inflación que es el principal drama de la Argentina".

Además anticipó que reducirán temporalmente impuestos en la importación de combustibles "a los efectos de garantizar abastecimiento para los sectores del agro". En esa línea Royón precisó que “la actualización del impuesto a los combustibles líquidos (ICL) se va a postergar para después de marzo ”.

En lo que va del año la nafta aumentó 60% contra una inflación acumulada hasta octubre del 76,5%. La nafta premium se encareció 70% en lo que va del 2022, mientras que el gasoil saltó 84% y el gasoil premium, 112%.

En las declaraciones que el ministerio distribuyó tras la reunión, Massa admitió que "toda negociación supone mecanismos de tensión y discusión", pero resaltó que el acuerdo "ayuda al Gobierno a fortalecer el sendero de reducción de la inflación".

Tras el encuentro, los petroleros se lamentaron de que la secretaría de Energía no diera marcha atrás con el aumento del 10% en los biocombustibles retroactivo al 15 de noviembre. "Las subas de precios acordadas son insuficientes porque sabemos que la inflación de esos meses será mayor al 4%", resaltaron.

Con respecto al control de los precios de los combustibles, salvo YPF que tiene sus estaciones de servicio en línea, otras petroleras poseen acuerdos. Y temen que no se cumpla.

Se lo plantearon a Massa al señalar que no será fácil corroborar el cumplimiento de los aumentos debido a los distintos esquemas de distribución y dispendio que las compañías tienen, cada una, con las estaciones de servicio que portan su marca.

Incluso tras una paritaria sectorial que acordó un aumento de 90%.

Massa les dijo que contará con la colaboración de los empleados del gremio que dirige Carlos Acuña, que está alineado precisamente con el ministro.

Hacia el final, Massa admitió las dificultades. y señaló: “Toda negociación supone mecanismos de tensión y discusión, cosas que nos conforman y cosas que no, pero haber arribado a este programa con un sendero de darle tranquilidad a la gente hasta marzo ayuda a tranquilizar a la economía argentina, ayuda al Gobierno a fortalecer el sendero de reducción de inflación que pretendemos recorrer y ayuda a las empresas a darle certidumbre a toda su cadena de valor”.

Dejá tu comentario