DOLAR HOY: COMPRA $55.12 VENTA $59.31

La otra preocupación del Gobierno: aunque bajó el dólar con el cepo cambiario, los retiros de los bancos continúan

La divisa cerró a $58,41, esto es $3,60 menos que el viernes. Hubo largas filas para retirar dólares. “El sistema está sólido”, aclaró Sandleris.

dolar

En el debut del control de cambios que instrumentó el Gobierno este fin de semana, el dólar abrió al alza pero rápidamente se desinfló y cerró con una fuerte baja, cotizando a $58,41, en el promedio entre bancos, financieras y casas de cambio. Esto es cerca de $3,60 menos que el viernes pasado. El Banco Central, según dijo el lunes por la tarde su titular, Guido Sandleris, "tuvo una intervención casi nula", es decir que no se desprendió de dólares, pero sí licitó dos tandas de Leliqs por un total de $246.623 millones, a una tasa de casi 85,3%.

La jornada se desarrolló en un clima enrarecido por las nuevas medidas pero también por el temor de mucha gente a una profundización de los controles. La mayoría de los bancos extendió el horario de atención al público para atender al retiro de dólares de los depositantes, lo cual repercutió en las reservas, que ayer registró una caída de US$954 millones. El Central acumula hoy un stock de US$53.144 millones, "un número elevado", aseguró posteriormente Sandleris. También dijo que los controles intentan afectar "sólo a la especulación" y que "se mantiene la plena libertad para extraer dólares y pesos".

Por la mañana, crecieron las quejas por fallas registradas en home bankings y aplicaciones de varios bancos públicos y privados, que impedía la compra de dólares por medios electrónicos. Distintas entidades salieron aclarar que estaban adaptando los sistemas a la nueva normativa del Central, como por ejemplo el límite de compra mensual de US$10.000 por persona.

Ante ese panorama complicado y para despejar temores, Sandleris recalcó que el sistema financiero "está sólido" y que el nivel de liquidez de los bancos "supera el 60% de los depósitos", muy por encima de las exigencias internacionales. Por otro lado, subrayó que la mitad de los depósitos dolarizados están encajados en el Central, y que forman parte de sus reservas. Precisamente, la caída de reservas de ayer incluye tanto la devolución de divisas a los ahorristas como así también a la provisión de billetes verdes a los bancos como mecanismo anti pánico. "No es una caída neta, eso se sabrá en unos días", aclararon fuentes del Central a Clarín.

Sea como sea y con un bajo volumen de operaciones sumado al feriado del Labor Day en los Estados Unidos, el dólar ayer cayó fuerte. La primera señal de alivio llegó de los mercados a futuro. Bien temprano, las operaciones pactadas a fin de octubre descendieron bruscamente de $71,8 a $62,7 para cerrar con una caída de 15%. Mientras, al inicio de la jornada, la cotización en Banco Nación saltaba a $63, pero poco después quebró la tendencia y terminó cotizando $6 menos.

Por los nuevos controles al mercado cambiario resurgió el dólar blue, que ayer se vendía en "cuevas" y locales clandestinos en torno a los $63. Sandleris le restó importancia al asunto. Dijo que "el blue no es legal, es un mercado chico que existe y seguirá existiendo". Sin embargo, algunos analistas recomiendan seguir su evolución. "Hay que ver la brecha que tiene con el oficial, su consolidación y la incidencia que pueda tener en la formación de precios", explicó Guido Lorenzo, economista de la consultora LCG.

En sintonía con lo ocurrido la semana pasada, este lunes se formaron largas filas en muchos bancos desde temprano. "Hubo mucha gente en las sucursales, sobre todos en las más grandes, pero se operó con normalidad. La mayoría efectuó retiros de dólares para ponerlos en cajas de seguridad o para llevárselo a su casa", señaló una fuente de uno de los bancos privados más importantes. Desde el Ciudad coincidieron en que registraron una mayor afluencia de público, principalmente para retirar dólares de sus cuentas. Como contrapartida, la mayoría renovó sus plazos fijos en pesos, algo que también rescató Sandleris: "Están estables", dijo. En bancos privados, la tasa hasta 59 días promedió 55,70%.

Dejá tu comentario