DOLAR
OFICIAL $93.33
COMPRA
$99.33
VENTA
BLUE $150.00
COMPRA
$154.00
VENTA

La madre del joven que mató a un arquitecto de más de 60 puñaladas le pidió perdón a la familia de la víctima: “Yo lo anticipé”

El adolescente fue acusado de homicidio agravado por ensañamiento y será sometido a pericias psicológicas.

Leonel Fazio, el único sospechoso por el crimen del arquitecto colonense Pablo Fullana Borsato, se negó a declarar ante el fiscal del caso y seguirá detenido por "homicidio agravado por ensañamiento". Pero no fue este su primer problema con la ley. Su prontuario fue sumando causas desde hace más de cinco años. "Hice todo lo que pude pero se me fue de las manos", se lamentó su mamá.

"Nadie me escuchó, esto yo lo anticipé", remarcó María de los Ángeles Amend, la madre de Fazio. "Pedí ayuda al hospital municipal, a la psiquiatra, a una institución de menores y a la fiscal Magdalena Brahm". La respuesta de la funcionaria fue contundente: "Usted, como madre, se tiene que hacer cargo de su hijo".

Su hijo, que cumplirá en pocos días 19 años, está medicado bajo tratamiento psiquiátrico y hace más de una década le diagnosticaron un retraso madurativo en el aprendizaje. Desde hace un año, el joven detenido ya no vivía con ella. Según contó, le robaba y hasta le había pegado alguna vez, por lo que la convivencia se volvió imposible.

Sin embargo, el domingo cerca de las 8 de la mañana volvió a verlo y esa imagen, así como sus gritos, todavía la atormenta. Con la ropa y la cara ensangrentadas le golpeaba frenéticamente la ventana: "Mamá abrime, abrime carajo, maté a un tipo, maté a un tipo", le decía. "Yo no le abrí, estaba realmente asustada, pero nunca le creí, pensé que era otra mentira, creí que había matado una vaca o un chancho, porque él ya había robado animales otras veces", sostuvo. "No lo voy a perdonar nunca", aseguró en diálogo con TN.

Para Amend, su hijo es homosexual. Auque no tenía conocimiento de que el joven tuviera un vínculo con la víctima, tampoco descarta que le haya cobrado por sexo. Lo cierto es que Borsato fue apuñalado al menos 60 veces y murió de un paro cardiorrespiratorio traumático.

"Enterraron a Pablo (Borsato), y yo enterré a mi hijo en vida. Él está muerto para mí. No lo quiero ver, no lo voy a perdonar nunca", sostiene dolida al mujer, que se quiebra al pensar en cruzarse con la madre del arquitecto asesinado. "¿Qué le puedo decir? La abrazaría en silencio y llorando le pediría perdón", dijo.

Según el fiscal de Colón, Ignacio Uthurry, "todo está direccionado para pensar" que Fazio es quien mató con alevosía al reconocido arquitecto y activista por la diversidad sexual. "Hasta ahora es imputable, aunque se le hará una nueva pericia para conocer su estado psicológico", anticipó.

Por su parte, la hermana del detenido se expresó a través de las redes sociales y pidió justicia por Borsato. "Cansadas con mi mamá pidiendo ayuda de todas las maneras posibles y nadie nos ayudó. Nosotras no pedíamos respaldo para nosotras, sino para toda la sociedad porque sabíamos que iba a pasar esto", afirmó.

Dejá tu comentario