DOLAR
OFICIAL $187.80
COMPRA
$196.80
VENTA
BLUE $371.00
COMPRA
$375.00
VENTA

La joven que intentó reanimar a Fernando Báez Sosa insultó a Ciro Pertossi por burlarse de ella mientras declaraba en el juicio

Virginia Pérez Antonelli, quien asistió a Fernando y se quedó “con las manos llenas de sangre” tras sostenerle la cabeza, declaró hoy y se fundió en un abrazo con Graciela y Silvino, los papás de la víctima.


Este jueves, le tocó el turno de declarar en el juicio por el crimen de Fernando Báez Sosa a Virginia Pérez Antonelli, la joven de 21 años que le practicó reanimación cardiopulmonar a Fernando Báez Sosa tras el ataque de los rugbiers e insultó a Ciro Pertossi luego de que viera que hizo una “mueca con la boca”. “Sos un hijo de p...”, le dijo.

Tras retirarse de la sala, dio detalles de su declaración. “Estuve buscando durante tres años poder abrazar a los papás de Fernando y a eso vine”, dijo en diálogo con TN. Además, relató que durante el juicio se le “debilitó todo el cuerpo” cuando vio sonreír a los rugbiers en medio de su testimonio.

Virginia detalló también que miró fijamente “uno por uno” a los rugbiers y que ellos le devolvieron la mirada, hoy ya con la cara sin barbijo. Sin embargo, puntualizó en uno: “El primero que salió, Ciro Pertossi, me miró fijo a los ojos y tuvo el tupé de hacerme un gestito con la boca”.

“Les pude ver las cara de asco”, detalló y sentenció: “Cuando me miró le dije ‘hijo de p...’”.

El testimonio de Virginia, la chica que le hizo RCP a Fernando Báez Sosa
“Se empezaron a armar peleas a la salida del boliche, cuando se fueron dije ‘listo tenemos que cruzar y ver que esta pasando acá'”, explicó a la prensa. En el mismo sentido, aclaró que vio que los rugbiers “no paraban de pegar”.

“Todos en su medida fueron muy violentos, con piñas o patadas, fueron muy violentos, son todos igual de hijos de p...”, aseguró.

Según relató sobre esa fatídica noche, una vez que los acusados se fueron del lugar, la chica y dos policías se acercaron para asistir a Fernando: “Cuando vi que le estaban haciendo RCP demasiado atolondrado les dije ‘yo me voy a encargar de sostenerle la cabeza e indicarles cómo tienen que hacer”.

“Hubo unos segundos de shock donde le saque las manos y no podía dejar de mirarlo. Le hablaba y le decía ‘quedate conmigo, por favor’. Todo eso se lo dije mirándolo a la cara para ver si hacía algún gesto y ahí le vi el golpe que tenía”, explicó.

Además, precisó que cuando la ambulancia se llevó a Fernando, se miró las manos y las tenía “llenas de sangre”. También dijo que se sacó unas fotos que ahora la querella pidió que se incorporen a la causa.

En medio del juicio, la joven se cruzó con Hugo Tomei. “El abogado fue muy soberbio y me miraba a los ojos. Me hablaba con una actitud de que estaba haciendo las cosas mal”, explicó y añadió: “Y yo no hice las cosas mal, se lo expliqué y lo ridiculicé”.

Virginia aseguró que dio “catedra de RCP” en la audiencia y que le pidieron que realice los movimientos paso por paso. “No tuvieron nada para contradecirme”, sumó.

“El pulso se lo tomó otro chico, fue una de las cosas que me cuestionaron a mi y les expliqué que cuando una persona está en una situación de nerviosismo se lo puede confundir con el propio”, aclaró.

El abrazo con Graciela y Silvino

Virginia contó que no había tenido la oportunidad de hablar con los papás de Fernando y que apenas terminó de declarar se acercó a darles un abrazo y ellos le agradecieron. “En medio de la audiencia los vi y me estaban mirando con una sonrisa y dije ‘tengo que agarrar mas coraje todavía porque están confiando 100 por ciento en mí y eso me dio el doble de fuerza”.

También remarcó que todos los que declararon son “la voz de Fernando”. “Esto es algo que se va arrastrar por el resto de la vida, de todos los que tengan memoria”, sostuvo.

“Todo lo que tengo para decir sobre ellos es que la condena tiene que ser perpetua, todos se encubrieron, todos tienen algo. Era un pibe de mi edad, puede ser uno mas de nosotros, puede salir a la esquina y pasarle a cualquiera que conozcas, no podés no empatizar con un adolescente que tenia toda la vida por adelante, que era bueno y generoso”, cerró.

Dejá tu comentario