DOLAR
OFICIAL $183.74
COMPRA
$192.74
VENTA
BLUE $382.00
COMPRA
$386.00
VENTA

La guillotina deportiva: Farías, Laverni, Racing y la defensa de Boca

El fin de semana deportivo dejó errores groseros de los jugadores, técnicos y árbitros. Pusimos bajo la lupa a todos los protagonistas. Entrá y sumanos tus quejas.

Por Luciano Fryszberg

@luchofry

lfryszberg@diarioveloz.com

La guillotina deportiva es una columna sobre lo que dejó el fin de semana deportivo poniendo bajo la lupa los errores más groseros de los jugadores, técnicos y árbitros. Además, todos los detalles de las pequeñas pastillas que nos dan vergüenza de nuestro fútbol. Obviamente, en estas líneas, no queremos que ninguno de los protagonistas se sienta ofendido ya que es un juego de palabras el que hacemos. Cómo diría un gran relator deportivo: "A jugar!!!... Con la guillotina''.

El viernes arrancó el Torneo Final Eva Perón-Copa Juana Azurduy. Luego de un verano donde los cortes de luz fueron tapa de diario, el fútbol no fue la excepción. Un promedio que daba miedo. Dos de dos. Primero en Santa Fe con la suspensión parcial de Unión-Arsenal y luego con Argentinos Junior-Vélez. ¿Habrá tenido que ver la falta de inversiones de las empresas o fue un simple error de los que manejan el sistema lumínico de los estadios?

El sábado se vio el mejor partido de la primera fecha en cuestión de juego: Estudiantes 1-3 Tigre. Tuvo de todo. Goles, patadas, errores groseros del árbitro Saúl Laverni y hasta un penal errado. Desmenucemos. Pocos minutos de juego en La Plata y el primer traspié del juez: una infracción inexistente que derivó en una genial ejecución de Marcos Gelabert para el primer y único tanto "Pincharrata". Luego, en el empate del Matador de Victoria, una clara falta del defensor "Tigrense" Lucas Orbán sobre el portero Agustín Silva, quien tuvo un corte en su rostro. Laverni ni enterado de las dos situaciones. En la segunda mitad, el ''impartidor de justicia'' omitió un penal claro sobre el volante Martín Galmarini. Tres errores groseros para un primer partido de torneo: Laverni, el primer árbitro en pasar por la ''guillotina''.

El hincha de Boca llegaba a la Bombonera con toda la ilusión por el regreso de Carlos Bianchi. En los primeros diez minutos de juego, el ''Xeneize'' no pisó el terreno de juego. Fue una vergüenza. Errores infantiles pusieron a un débil Quilmes 2-0 arriba. La defensa del club ''azul y oro'' fue lo más parecido al Boca de Falcioni. Claro, todo se olvida con una remontada 3 a 2 pero el desastre pasa por la guillotina.

Racing, el campeón del verano, fue una lágrima en su excursión a Rafaela. Pasó de ser candidato al título a un simple equipo sin corazón. Perdió 3 a 0 con Atlético, quien sumó tres puntos fundamentales para su lucha: no descender. Hablando con algunos hinchas de la Academia cuentan con vergüenza y, alguna risa, que se dejaron perder para complicar a su archirrival, Independiente.

El ''Rojo'' tendrá un semestre complicado. La posibilidad de descender por primera vez en su historia asusta a todo el público del conjunto de Avellaneda. Arrancó perdiendo con un agrandado Newell's pero en poco minutos pudo empatarlo. En un momento donde la tranquilidad debe ser primordial, Américo Rubén Gallego se hizo expulsar tras protestarle (sin razón) al juez Pompei. Error de un líder de grupo.

A falta de quince minutos para que se culmine el partido, el árbitro Juan Pablo Pompei cobró muy bien un penal a favor del equipo que preside Javier Cantero. De meterlo era el 2 a 1 y un desahogo tremendo para los ''Diablos Rojos''. Agarró la pelota el delantero Ernesto Farías y, sin pensar en la gran oportunidad que tenía, la tiró a las nubes. Hacía mucho tiempo que no se veía una ejecución tan mala en una pena máxima. Y para que se sienta todavía peor el ''9'', en la jugada siguiente, el conjunto ''Leproso'' se puso arriba en el marcador. Guillotina preparada para el querido ''Tecla'' Farías.

Entonces para dejar en claro: Farías, Laverni, Racing y la defensa de Boca fueron los personajes del fin de semana. A la guillotina deportiva...