DOLAR
OFICIAL $187.80
COMPRA
$196.80
VENTA
BLUE $371.00
COMPRA
$375.00
VENTA

Juicio por el crimen de Fernando Báez Sosa: un testigo aseguró que Máximo Thomsen remató a patadas a la víctima

Es un joven que vio la golpiza desde la misma vereda. En la cuarta jornada, se prevé una docena de testimonios. Entre ellos, la joven que intentó hacerle RCP a la víctima.

El juicio por el crimen de Fernando Báez Sosa continua este jueves con los testimonios de un testigo ocular del ataque, de una joven turista que asistió a la víctima en la noche trágica del 18 de enero de 2020 y de los policías que intervinieron frente al boliche "Le Brique" minutos después de la agresión.

Está previsto que una docena de testigos den su versión sobre lo ocurrido en la cuarta jornada del proceso judicial que se desarrolla en los tribunales de Dolores.

 

El duro relato del testigo contra Máximo Thomsen y otros tres rugbiers

Tomás Bidonde, uno de los testigos del ataque a Fernando y ajeno al círculo de amigos de la víctima, relató entre lágrimas la secuencia del ataque y señaló a Máximo Thomsen.

"Le pegó dos patadas en la cabeza, como puntinazos. Después recuerdo que lo agarró y le volvió a dar dos patadas. Lo agarró de la cabeza", describió.

"Recuerdo a otro persona que le pegaba una patada, en la parte izquierda, y también lo vi antes, que lo golpeaba. Era menos atlético que el chico anterior, que era muy musculoso", agregó.

Luego de relatar que Máximo Thomsen "le pegaba patadas y puntinazos" a Fernando en la cabeza, Tomás Bidonde identificó a Ciro Pertossi como quien "le pega al costado", y a Matías Benicelli y Ayrton Viollaz "pegándole a los amigos".

"Era algo avasallante. Era fuerza y golpes que generaban nervios", reveló.

Tomás Bidonde contó que luego del ataque, los rugbiers se quedaron unos minutos y se fueron del lugar. En ese momento, vio a mucha gente "ayudando a un chico que estaba en el suelo". "Cruzo la calle, yendo para el kiosco. Recuerdo que había una chica con la que hablé que estaba en el mismo estado que yo, con miedo", relató el testigo.

Bidonde dijo que "estaba shockeado y nervioso" luego de presenciar el ataque a Fernando. "Estaba mal y me puse a pensar qué le había pasado. Un día prendí la tele y escuché, creo que un lunes, al padre de la víctima. Ese día fui a entrenar, pero no estaba concentrado. Volví llorando y le dije a mi mamá que iba a ir a la Fiscalía. A las 2, 3 de la mañana llamé para avisar lo que había visto", relató. Al otro día, aunque le quedaban muchos más de vacaciones, se fue de Gesell y volvió a Buenos Aires.

Al ser consultado sobre si había un líder en el grupo que atacó a Fernando, Tomás Bidonde hizo referencia a Máximo Thomsen, aquel al que vio propinarle patadas y puntinazos en la cabeza a la víctima.

"El número uno, ese que va al frente y más se la banca era al que sacaron del boliche entre dos. El que pegaba afuera, que le dio las patadas en la cabeza", reveló en relación a Thomsen, el rugbier que fue sacado del boliche a la fuerza por dos patovicas y fue señalado ayer por el jefe de seguridad de Le Brique como "violento".

Dejá tu comentario