DOLAR
OFICIAL $187.80
COMPRA
$196.80
VENTA
BLUE $371.00
COMPRA
$375.00
VENTA

Juicio por el crimen de Fernando Báez Sosa: había sangre en más de 10 prendas de los rugbiers y el ADN complica a Blas Cinalli

La prueba, confirmada por estudios genéticos, complica la situación del imputado.

Este miércoles se desarrolló la octava audiencia del juicio por el crimen de Fernando Báez Sosa, asesinado a golpes a la salida del boliche Le Brique el 18 de enero de 2020.

Fue una jornada más técnica, en la que se conocieron los testimonios de peritos que participaron en el análisis y extracción de las muestras de ADN y de los policías que abrieron los celulares de los ocho rugbiers acusados.

El perito genetista César Guida, que intervino en los análisis de ADN realizados en el marco de la instrucción, confirmó que se detectó sangre de Fernando en más de 10 prendas y elementos secuestrados a los rugbiers.

Guida leyó un listado con más de 10 elementos entre los que había remeras, camisas, pantalones y una pequeña gasa de los imputados. En todos los casos, la sangre pertenecía "al perfil único identificado como Báez Sosa".

 

Confirman que había ADN del rugbier Blas Cinalli en el dedo meñique de Fernando

El perito genetista César Guida reveló que la muestra tomada del meñique izquierdo de Fernando detectó coincidencia con los perfiles "identificados como de Blas Cinalli y Báez Sosa, de ambos, en pequeñas proporciones". Estaba debajo de la uña.

 

Silvino, papá de Fernando Báez Sosa: "Es muy difícil volver a ver la ropa llena de sangre de mi hijo"

Tras el octavo día de audiencias por el juicio a los rugbiers por el crimen de Fernando Báez Sosa, el padre de la víctima aseguro que fue "muy difícil volver a ver la ropa ensangrentada de su hijo", y aseguró que "el apoyo de la gente, nos nutre para seguir adelante". 

"Es muy contundente lo que dijeron los peritos. Fue muy difícil de volver a ver la ropa de mi hijo manchadas de sangre. Siempre duele eso. Es muy duro", admitió.

Y agregó: "El apoyo de la gente nos llega todos los días. Para nosotros esto es muy grande y de eso nos nutrimos para seguir adelante. El debate que se lleva en la Fiscalía es muy duro y constantemente estamos reviviendo esa noche violenta que acabó con la vida de nuestro hijo".

Cuando se lo consultó si cambiaría en algo el testimonio de los rugbiers, Silvino fue contundente: "En tres años nunca hablaron, hicieron un pacto de silencio. Y eso no va a cambiar nada. A Fernando lo asesinaron ellos. No soy rencoroso y no quiero venganza, pero tampoco este no es momento de hablar con ninguno de los padres de ellos. Prefiero evitarlos", confió.

Dejá tu comentario