DOLAR HOY: COMPRA $58.51 VENTA $63.51

Hambre, desamparo y pobreza: la falta de un Defensor del Niño es una deuda de la democracia

Por Luis Ángel Molinas. Una ley obliga a que los niños tengan un Defensor que deba ser la voz de sus reclamos. Pero el Estado demora su designación desde hace 14 años.

Según la UCA, más de la mitad de los niños y adolescentes del país son pobres en la última década
  • Más de la mitad de los niños y adolescentes en Argentina es pobre, la cifra más alta de la última década.
  • Uno de cada dos chicos sufre el déficit de algún servicio público básico y vive en condiciones medioambientales desfavorables.
  • Uno de cada tres sufre problemas para acceder a una alimentación que brinde los nutrientes necesarios para su desarrollo y para tener agua potable.


Los tristes datos que revelan los informes de la UCA demuestran que ser un niño hoy en Argentina es ser un individuo vulnerable. La pobreza, el desempleo y los altos índices de inflación golpean a toda la sociedad por igual, pero los más afectados son los chicos. La situación pone en tela de juicio las promesas de muchos políticos que consideran que los niños “son el futuro del país”.

Ante este desolador panorama, diferentes instituciones –entre ellos, organismos internacionales como UNICEF y asociaciones civiles-le reclaman al Estado, bajo el lema “Infancia en deuda”, que se designe a un Defensor del Niño que colabore y exija políticas públicas para combatir estas problemáticas y todas aquellas que involucren a chicos y adolescentes.

La figura del Defensor del Niño fue creada por la ley 26.061 del año 2005 y desde ese entonces el cargo estuvo vacante. Recién en 2017 el Congreso conformó una comisión bicameral que abrió la convocatoria a postulantes, de los cuales una fue seleccionada, en octubre de 2018, para ocupar el puesto.

En junio de este año, la Cámara de Diputados ratificó a Marisa Graham como titular de la Defensoría. El último impedimento para que la abogada especializada en derecho de familia pueda ejercer su función es la ratificación del Senado. ¿El motivo del retraso? La poca actividad de la cámara alta, tener como prioridad las elecciones y la negativa de sectores antiaborto por la designación de Graham, que hizo pública su posición a favor del aborto legal, seguro y gratuito.

“Desde julio que estoy esperando que el Senado ratifique. Se hace a mano alzada nada más. Tuvimos la mala suerte de que me tocara en un año electoral, que siempre son complicados”, consideró Graham en diálogo con Infoveloz.

“Este año el Senado no funcionó en sesiones ordinarias, solo en extraordinarias. Quizás entre con el cambio de senadores, pero yo esperanzas ya no tengo”, agregó.

El hambre, la malnutrición y la pobreza son los temas que la nombrada Defensora considera combatir con urgencia para mejorar el presente de los niños.

“Tenemos una agenda prioritaria con dos puntos fundamentales. La primera es el tema de la emergencia alimentaria. No solo el tema de desnutrición por falta de ingesta, sino la malnutrición, los niños con obesidad y sobrepeso. Uno de cada tres chicos ingresa al primario con obesidad solo por la ingesta de harinas y azucares. Eso tiene que ver con salud, principalmente, pero también con las condiciones materiales de la familia”, sostuvo Graham.

“El otro punto es duplicar la Asignación Universal por Hijo, para ganarle a la inflación y para que haya un montón de chicos y chicas por encima del límite de la pobreza. Y además otras dos cosas: buscar a los que no son alcanzados por la AUH y sacarle la penalidad a las condicionalidades. En Argentina 300 mil AUH se caen porque las mamás no pueden llevar las constancias al Anses. Se caen un día pero después se tarda tres meses en volver a levantarla. No hay que sacarle las condicionalidades, pero hay que tener un margen distinto y no penalizar porque no se pueda constatar los certificados de escuela y la salud porque muchas veces no depende de las mamás, sino por dinero o por tiempo, aunque los pibes estén yendo a la escuela y hayan recibido sus vacunas”, agregó.

De todas formas, Graham advirtió que son muchas más las problemáticas en las que debería trabajar la inactiva Defensoría de los niños, niñas y adolescentes, en colaboración con organismos gubernamentales. Por ejemplo, en cuestiones de salud, como el rebrote de sarampión, que ya tiene 61 casos confirmados en el país;en la implementación efectiva de la Educación Sexual Integral y en la conformación de comunidades para asistir a madres y padres con la crianza.

“Que tengamos de nuevo sarampión y tuberculosis tiene que ver con las condiciones materiales de vida de los niños y sus familias. Son enfermedades de la pobreza y el hacinamiento, están más débiles y propensos para agarrar cualquier enfermedad. Tiene que ver más la política económica que la política de salud”, indicó.

“La ESI es otra deuda de la democracia, que tenemos hace mucho tiempo y que no puede quedar al arbitrio de un gobernador o de una directora de escuela. Tenemos que proteger a las niñas y a los niños de las enfermedades de transmisión sexual y de los embarazos tempranos”, continuó.

“También queremos recuperar las familias, la comunidad y los barrios.Tenemos que trabajar con la escuela y los clubes, para que los niños estén contenidos por toda la comunidad. En estos años se rompió una alianza entre el Estado y la familia, y con ellos la comunidad. Hay que recomponer esa alianza, que las familias se sientan respaldadas para cumplir con la misión de la crianza: que tengan las instituciones en los territorios que tenemos que tener para que las familias puedan alimentarlos y criarlos como se debe”, sostuvo.

A pesar de las bajas expectativas que tiene Graham para que el Senado apruebe su nombramiento y ya pueda estar en función, la abogada aseguró que de todas formas trabajan para comenzar a actuar desde el primer día, junto a los defensores adjuntos Juan Facundo Hernández y Fabián Repetto.

“Nosotros nos estamos reuniendo. Ya tenemos el presupuesto para los años 2020/2021. Estamos charlando y armando el equipo, porque también puede suceder que en lo pronto saquen una extraordinaria y aprueben. En ese caso, tengo solo 10 días para armar todo. Venimos juntando recursos e insumos, nos hemos reunido con UNICEF, con organizaciones, con CIPPEC, con profesionales y colegas, porque esto va a salir en algún momento”, señaló.

“Si no sale, habremos hecho un trabajo preparatorio para la defensoría que venga. Si se cae la designación voy a ser una de las primeras que va a abogar para que haya un defensor. Yo ya no me voy a presentar otra vez, pero creo que el Estado tiene que cumplir, es una deuda de la democracia”, concluyó Graham.

 

 

Dejá tu comentario