DOLAR
OFICIAL $123.99
COMPRA
$129.99
VENTA
BLUE $235.00
COMPRA
$238.00
VENTA

El último adiós de Patricia Miccio

El miércoles 6, a las 15:10, el sol otoñal atenuó el momento sombrío que se vivió en el cementerio Jardín de Paz, de Pilar.

Como en muy pocas ocasiones, las personalidades más importantes del ambiente artístico, político, empresarial y del mundo de la moda, se dieron cita en el mismo lugar para compartir el mismo sentimiento, el de una profunda tristeza. En el interior de la capilla, dichas celebridades, sumadas a familiares y otros amigos íntimos, se dispusieron a escuchar la misa de despedida a Patricia Miccio. "Su partida nos desgarra el corazón", empezó diciendo el padre Fabrizio, observando el féretro con los restos de la conductora y ex modelo. Sus hijos, Francis (25) y Axel (16), y Alberto "Beto" Vijnovsky (62), pareja de Miccio desde hace seis años, se mantenían atentos al sermón desde la primera fila, abrazados y llorando desconsoladamente. "En sus últimos días, Patricia sólo se alimentó del Cuerpo de Cristo. Ahora intercederá por todos nosotros desde el Cielo", agregó el sacerdote. Desde la tercera fila, el gobernador de la provincia de Buenos Aires, Daniel Scioli, y su mujer, Karina Rabolini, (que habían llegado en el helicóptero oficial) se tomaban fuertemente de las manos, como una manera de contenerse el uno al otro. Al lado, Viviana Canosa y su novio, el empresario Bruno Barbier, tampoco podían ocultar la emoción. En el recinto religioso se respiraba una mezcla de desconsuelo y amor por la querida Patricia Miccio, de quien todos coinciden que sembró en la Tierra, las virtudes humanas más elevadas.

El cortejo fúnebre había llegado al Jardín de Paz, en el km 32,500 del ramal Pilar de la Panamericana, a las 14: 50. La caravana se detuvo delante de la administración del cementerio y allí mismo bajaron el féretro para ser llevado hasta la capilla por Jorge "Corcho" Rodríguez (quien llegó junto a Verónica Lozano), Oscar González Oro, "Beto" Vijnovsky, Marcela Tinayre y su esposo, Marcos Gastaldi, entre otros. Sus hijos, Francis (estaba con su novia Florencia Dougall) y Axel Btesh, llegaron en una camioneta conducida por Mariano Balcarce, el mejor amigo del hijo mayor de Miccio.

Entre los primeros que se acercaron a darle el pésame a Vijnovsky estuvieron Mauricio Macri y Juliana Awada, Susana Giménez, Mirtha Legrand, Teté Coustarot, Daniel Scioli y Karina Rabolini. Entre los presentes estuvieron también Teresa Calandra, Anamá Ferreyra, Nequi Galotti, Evelyn Scheidl, Tini de Boucort, Andrea Frigerio, Carmen Yazalde, Guido y Mónica Parisier (con su hija Michelle), Ricardo Piñeiro, Cristiano Rattazzi, Mariana Arias, Laurencio Adot, Benito Fernández, Carlos Di Doménico, César Juricich, el intendente de San Isidro Gustavo Posse, Jorge Brito, Nancy Pazos con Diego Santilli, Federico Alvarez Castillo, Gustavo Yankelevich con Rossella della Giovampaola y su hijo, Tomás, entre otros.

Luego de la misa, todavía resonaban en los oídos de los presentes las palabras que completaron el sermón del padre Fabrizio, quien compartió los últimos días de la ex conductora."Patricia fue un testimonio de amor y de fe (...). Aunque suene feo decirlo en este momento, ganamos a alguien en el Cielo—expresó antes de confesar que en la agonía de la ex modelo, entre ellos habían hablado mucho de la alegría, recordando juntos las palabras de Juan Pablo II, quien había dicho que "la felicidad es tener a alguien esperando para abrazarte al final del camino".

A la salida de la capilla se volvieron a vivir escenas de mucha emoción. Eran las 16:10 horas cuando las trescientas personas presentes formaron una larga caravana que lentamente marchó hasta lo que sería la morada definitiva de los restos de Patricia Miccio.

"Yo rezaba todas las noches, decía: ‘¡Por favor, Dios mío, prolongale la vida, hacé un milagro por ella Es una persona que se merece todo el cariño del periodismo y del ambiente artístico, porque era alguien muy querida por todo el mundo", decía Carmen Yazalde Por su parte, Viviana Canosa comentaba: "Yo no entendía el significado del amor, y me costaba mucho entenderlo, pero cuando se va una persona tan amorosa como Patricia, y ves el afecto que generó, comprendés todo" Teresa Calandra reforzó el sentimiento que invadió a todos: "Creo que de ella recordaremos siempre su sonrisa luminosa, su fuerza y ganas de seguir luchando, además de su mensaje positivo para todas las mujeres que tienen esta enfermedad" Ginette Reynal, Karina Rabolini y Evelyn Scheidl, se abrazaron muy acongojadas También se la vio muy "quebrada" a Nancy Pazos, y permanentemente fue contenida por su esposo Diego Santilli Mariana Arias y Carmen Yazalde, también caminaron abrazadas buscando consolarse y darse aliento entre ellas Una vez llegados a la tumba, Daniel Scioli se acercó a despedirse de Vijnovsky y luego partió raudo en el helicóptero de la Gobernación, mientras que Karina Rabolini se quedó hasta el final del último adiós a Miccio

Los seres queridos más íntimos, entre los que estaban las tres hermanas de Patricia, Gloria (la gemela), Cecilia y Silvia, formaron un círculo alrededor de la tumba y, tras las sentidas palabras de despedida del sacerdote, todos los presentes se acercaron uno a uno a arrojar una rosa blanca sobre el féretro Luego de Marilina, Hernán y Martín (los hijos de Vijnovsky), Louis "El Tano" Btesh (padre de los hijos de Miccio) y Delfina Frers, Mirtha fue la última en lanzar una flor, luego se quebró en un llanto y rápidamente fue abrazada, como durante toda la ceremonia, por su hija Marcela Un rato antes, Legrand, vestida con un traje color crema con un distinguido sombrero al tono, se había detenido a saludar y hablar con Susana Giménez, quien lució un riguroso luto compuesto por un pantalón negro, remerón con cuello bote en hilo de seda negro, zapatos de taco chino en negro con detalles en blanco, y un bolso Birkin, de Hermes

En medio del dolor, Susana nunca se cruzó con su ex, el "Corcho" Rodriguez Lo mismo sucedió entre el actual novio de Viviana Canosa, el empresario Bruno Barbier, quien apenas intercambió una indiferente mirada con su ex pareja, Juliana Awada, actual esposa del jefe de gobierno porteño, Mauricio Macri Visiblemente entristecido, Benito Fernández recordaba: "Patricia era una persona increíble, yo crecí con ella Siempre brindaba algún consejo, te recibía con una palabra de aliento, era muy positiva" Por su parte, Andrea Frigerio, describió tan triste despedida "Este es un momento muy difícil para todos, pero la recordamos con un enorme cariño, por su mensaje de lucha por la vida Fue una guerrera estoica"