DOLAR
OFICIAL $166.01
COMPRA
$174.01
VENTA
BLUE $313.00
COMPRA
$317.00
VENTA

El proyecto de Amnistía Fiscal que financiará la deuda a los jubilados se discute hoy en el Congreso

La ley permitirá ingresar al circuito interno el capital de personas físicas y jurídicas adquiridos antes de diciembre de 2015.

El proyecto de ley de Amnistía Fiscal, herramienta que utilizará el Gobierno para saldar las deudas a los jubilados, ingresará hoy al Congreso. La propuesta seguirá la línea de la normativa internacional que a partir de 2018 promoverá el intercambio de información fiscal con el resto de los países.

Si llegara a aprobarse, la ley intentará atraer los activos que las personas físicas y jurídicas tienen depositados en las cuentas del exterior, en un proceso más conocido como "blanqueo de capitales".

El ingreso del caudal de dinero proveniente del extranjero permitirá al Gobierno aumentar la base monetaria sin emitir billetes, captar una mayor cantidad de dólares y conseguir ganancias impositivas a través de las alícuotas que están atadas al monto a pagar, además de la ya mencionada puesta a punto para el intercambio de información fiscal global de 2018.

Para tal fin se podrá pagar un impuesto especial, suscribir bonos del Tesoro nacional por el monto declarado, y/o efectuar inversiones de largo plazo en el país. En caso de que se decida por el pago del impuesto, la alícuota dependerá del monto a declarar.

Si es inferior a los 305 mil pesos no se pagará nada; entre 305 mil pesos y 800 mil pesos se pagará el 5 por ciento y por montos superiores a 800 mil pesos se abonará el 10 por ciento. Para los que ingresen al programa después del 1 de enero de 2017, la alícuota será del 15 por ciento.

Se excluye del programa a ex funcionarios que hubieran ejercido cargos entre el 1º de enero de 2006 y el 31 de diciembre de 2015. Tampoco podrán acogerse empresas que hubieran sido contratistas del Estado ya sea a nivel nacional, provincial o municipal.

El Gobierno espera que con el dinero que ingrese a sus arcas pueda financiar el pago a la deuda a los jubilados, incrementar el ingreso e inaugurar la pensión universal a la vejez, que fue una de sus promesas de campaña y uno de sus anuncios de la semana pasada.

"Un jubilado de estos 2,5 millones cobra actualmente, en promedio, 10 mil pesos, y a partir de esta medida, pasa a cobrar 14.500. Es el 45 por ciento de aumento, que no es un capricho, sino que es hacer respetar una ley, lo que había establecido la Corte Suprema, y que no se cumplía desde hace más de 20 años", señaló el director de la Anses, Emilio Basavilbaso.