DOLAR
OFICIAL $77.87
COMPRA
$83.87
VENTA
BLUE $167.00
COMPRA
$173.00
VENTA

El misterio que envuelve al lago de la mansión de Susana Giménez en Punta del Este

“Hace años que me intriga” aseguró la diva que armó una investigación para desentrañar una circunstancia muy extraña que acontece en "La Mary".

Susana Giménez mansión
Susana Giménez mansión
"La Mary" es inmensa, lujosa y atrapante. Se trata de la mansión de Susana Giménez en Punta del Este en la que dispone de todo. Cuenta con una extensión de terreno kilométrica y también con un lago. 

En ese paraíso, la diva transita sus días en esta convulsionada para ella cuarentena, que tuvo todos los condimentos, como su salida entre gallos y medianoches a Uruguay (en vuelo privado), su accidente en las escaleras, su viaje relámpago para operarse en el sanatorio Otamendi y las declaraciones contra las decisiones del gobierno nacional.

Como si fuese poco, hace unas semanas padeció las complicaciones de su cuerpo de empleados domésticos, con la caída en prisión del jardinero, la operación quirúrgica de la mucama y las dificultades para que Susana se cocine.

Ahora aparece algo más colorido, pero al igual difícil. Resulta que la animadora saltó a su Instagram para contar algo que acontece en su terreno, más específicamente en el lago, que la tiene muy preocupada, según pudo saber Paparazzi. susana gimenez la mary

Según su testimonio, hay un sendero que bordea el lago y no sabe qué, o quien, transita por allí durante las noches. Con varios videos y un texto largo, Su se encargó de describir lo que pasa. “Hace años que me intriga un sendero muy marcado en el bajo que bordea el lago del fondo de casa. Buscamos huellas con gente que sabe distinguirlas. Me metí entre las plantas (que ahí crecen salvajes) a ver si encontraba alguna cueva. Pusimos cámaras que registran los movimientos en los árboles para ver qué era y nada”, escribió.

Todo esto adquirió mayor complejidad en los últimos días, por eso Giménez sostuvo: “Ahora resulta que desaparecieron ocho patos, quedó uno solo, pobrecito, que está aterrado… Llamé a un veterinario amigo que es rescatista y trabaja en una reserva para pedirle ayuda. Me contó que a partir de la pandemia aparecieron varios gatos monteses en la ciudad y dijo que no le extrañaría que se hubieran comido a los patos”.

Mientras en los videos se la ve recorriendo el lago, la conductora explicó algunas medidas que adoptó: “Un reservista me propuso poner jaulas con carne en el lago para atraparlos y devolverlos a su hábitat. Hace días que me despierto con la intriga y vamos con mi hermano volando al lago para ver qué encontramos. Pero, como vieron, hasta ahora encontramos cualquier cosa menos un gato montés. ¡Pobre gallineta!”.

Así quedó claro que el método todavía no arrojó resultados, más que las gallinas que cayeron en la trampa. Mientras, el misterio continúa latente.

Dejá tu comentario