DOLAR
OFICIAL $145.22
COMPRA
$153.22
VENTA
BLUE $287.00
COMPRA
$291.00
VENTA

El descargo de Guido Süller tras ser acusado de abuso sexual por su expareja

El mediático aseguró que se encuentra devastado por la denuncia de Federico Acosta, a quien intentó ayudar para que tenga un lugar en la televisión.

En las últimas horas se dio a conocer que Federico Acosta denunció en la Unidad Funcional N°4 de Escobar a su exnovio Guido Süller por abuso sexual con acceso carnal. “Si bien no había un sometimiento físico para tener sexo, sí era psicológico. Tenía 17 años de edad en aquel momento”, declaró el joven que ahora tiene 22 años.

Por otra parte, Acosta presentó un reclamo laboral contra el mediático y sostuvo que sufrió fuertes amenazas. “Süller cocina en su casa para las personas que deseen ir y pagar el cubierto. Es como un restaurante personalizado. Yo trabajé para él durante unos meses nada más, pero me trataba muy mal. Me gritaba, me insultaba, me denigraba, se quedaba con la propina de los clientes”, expuso y quedó registrado en el expediente.

Y agregó: “Él me decía todo el tiempo que le iba a decir a mis padres que yo era alcohólico, que era un gato, que me vendía por fama. Esto ocurrió durante mucho tiempo... Una vez le dije qué pasaría si hago público que él me conoció a mí a los 17 años y él me contestó que me mataría”.

Ante estas acusaciones, Guido Süller realizó un fuerte descargo en diálogo con TN Show y negó todas las acusaciones en su contra. “La verdad que estoy muy shockeado, ¿viste cuando no podés creer que algo así te esté sucediendo? No hay nada más alejado de la realidad, no tiene asidero ni tiene pruebas”, afirmó.

 

El descargo de Guido Süller tras la denuncia de su exnovio

Durante la charla con TN, Guido Süller dijo que se sentía muy conmovido porque jamás pensó que su exnovio iba a inventar una denuncia en su contra. “Estábamos saliendo, ¿cómo voy a abusar de mi pareja? No está en mi ADN, no está en mí en mi educación. El sexo tiene que ser consensuado y así sí se disfruta. Jamás obligaría a alguien a tener sexo jamás, ni se me ocurriría. Fue durmiendo con el enemigo”, describió.

El arquitecto y excomisario de a bordo insitió en que se encuentra muy angustiado por la repercusión que tuvo el caso: “Estoy muy mal, con mucha tristeza. Tengo ganas de llorar porque yo estaba enamorándome, yo estaba enamorándome”.

Por otra parte, señaló que Acosta siempre quiso ser famoso y que él iba a intentar darle una mano para que tuviera un lugar en los medios de comunicación: “Él quería entrar a Gran Hermano y yo traté de ayudarlo, todo dentro de mis posibilidades. Yo tampoco tengo tantos contactos ni la obligación, pero traté de llevarlo a la tele y él me paga con esta moneda”.

Al cierre de la charla, Guido dijo que sacó una triste conclusión con esta situación: llegó la hora de “cerrar el corazón”. “Voy a bajar la persiana y listo, aprendí la lección. A la edad que tengo y con mi popularidad ya es casi imposible que alguien se acerque por mí y no por mi billetera o por la fama. Esta era mi última ficha”, concluyó.

Dejá tu comentario