DOLAR
OFICIAL $75.62
COMPRA
$80.62
VENTA
BLUE $140.00
COMPRA
$146.00
VENTA

El autor del triple crimen en Melchor Romero utilizó una cuchilla y una sierra para matar a sus víctimas

El resultado de la autopsia determinó que las tres víctimas fueron masacradas a sangre fría en el lugar, usando cuchillos y hasta una sierra para intentar descuartizarlas.

El brutal homicidio de Raúl Félix Bravo, Graciela Holsbak y la pequeña Alma Manino todavía mantiene en vilo a los habitantes de Melchor Romero y a los investigadores. Por estas horas se busca intensamente no solo al único sospechoso, el hijo de la mujer que está desaparecido desde la misma noche en que todo ocurrió, sino también las armas con las que se cometieron los asesinatos ocurridos en una casa de 523 entre 164 y 165.

Aunque los forenses no coincidieron en determinar si el homicida utilizó uno o dos cuchillos al momento de atacar a sus víctimas, los expertos revelaron que tenía cierta destreza en el manejo de armas blancas y habría usado una cuchilla "con mucho filo" y de unos "4 centímetros de alto" si se mide el tamaño de la hoja.

De acuerdo con el estremecedor informe, Raúl y Graciela fueron atacados a puñaladas y sufrieron doce cortes cada uno. El hombre murió a causa de "una herida a la altura del corazón, que ingresó por el lateral" y su pareja "una herida mortal a la altura del abdomen". Alma, en tanto, fue degollada y el homicida intentó desmembrar su cuerpo utilizando una sierra, antes de haber sido metida en una bolsa.

Las armas utilizadas en el salvaje asesinato serán claves en la investigación, pudiendo ligar al sospechoso con el brutal crimen. Sin embargo, hasta el momento, el fiscal del caso, Marcelo Martini, adelantó que no pesa ninguna acusación sobre el adolescente buscado sino que "como persona que vivía en la casa queremos tomarle testimonio".

Los cuerpos de las tres víctimas fueron hallados unas 18 horas después de ocurridos los homicidios, en la casa que Graciela y Raúl compartían y en la que Alma se había quedado para pasar las noche, tras los festejos por el fin de año. La desgarradora escena fue descubierta por la mamá de la nena, que enseguida dio aviso a la Policía y desató una intensa búsqueda del único sospechoso en la causa.

Dejá tu comentario