DOLAR
OFICIAL $134.49
COMPRA
$140.49
VENTA
BLUE $287.00
COMPRA
$292.00
VENTA

Doble abuso: cómo afecta a la víctima llevar adelante un embarazo tras una violación

El especialista en violencia de género, Miguel Koschil, explica "la perpetuación de la violencia" que se da en estos casos.

Una menor de 13 años fue violada por su padrastro en Moreno y no puede ser sometida a un aborto ya que en el hospital argumentan que cursa la 23 semana de gestación y que no se puede aplicar el protocolo indicado en estos casos.

El psicólogo con experiencia en tratamiento de violencia de género y tratamiento con ofensores sexuales, Miguel Koschil, explicó que en estos, si el embarazo llega a término, "el sufrimiento es doble y va a ser doble el sentimiento de abuso" porque a la violencia sufrida durante el acto sexual, se suma la violencia por "la incomprensión y rechazo de la sociedad".

"Cuando se ha cometido una injusticia, es necesario que se reconozca que ha habido una falta y que la menor no es la culpable sino que hay otro responsable. Que la sociedad haga un esfuerzo de reparación como para que la víctima pueda sentirse comprendida", explica Koschil a DiarioVeloz.

"En psicología hablamos de ciclo, se ha cometido un abuso y se sigue cometiendo una abuso. Va haber una perpetuación de la violencia. El abuso contra la niña se sigue perpetuando en lo que se llama la culpabilización de la víctima. Los maltratadores no siempre necesitan pegar, si hay una continuación del ciclo donde se excede un poder de la sociedad sobre ella, esta niña va a sentir que se le sigue abusando sin pegarle", sostiene el especialista.

De este modo, si el embarazo llega a término, "la injusticia que se ha cometido en una violación, con todas las consecuencias psicológicas que implica, se va a potenciar y perpetuar en el tiempo de una manera muy visible".

"Hay todo una carga muy fuerte sobre alguien que es todavía muy vulnerable, lo que crea una carga emocional muy fuerte. Ella va a sentir que la sociedad la ha culpabilizado, la ha castigado al violentarla, así como lo hizo el padrastro, por una cuestión técnica o ideológica. Ella va a seguir con todos los sentimientos depresivos e incomprensión y rechazo de la sociedad. El sufrimiento es doble y va a ser doble el sentimiento de abuso", explicó respecto a los argumentos dados por el hospital de Moreno.

"En la cultura de violación hay una lucha ideológica de poderes, una cuestión técnica que tendría que prescindirse porque acá hablamos de la víctima", agrega.

El profesional sostiene que ahora es muy importante que la menor cuente con "mucho apoyo psicológico y una terapia muy comprensiva" no solamente en caso de que se realice el aborto sino por "toda la complejidad a la que está expuesta".