DOLAR HOY: COMPRA $58.37 VENTA $63.10

Diputados y Senadores aprobaron el proyecto que repudia el Golpe de Estado en Bolivia

En Diputados y a mano alzada se impuso la declaración del Frente para la Victoria, mientras que en el Senado el peronismo ganó con 29 votos a favor, 8 en contra y 4 en contra.

diputados

El peronismo consiguió este miércoles aprobar sus proyectos de repudio al "golpe de Estado en Bolivia", en sendas sesiones especiales en las cámaras de Diputados y Senadores.

En Diputados y a mano alzada se impuso la declaración del Frente para la Victoria, mientras que en el Senado el peronismo ganó con 29 votos a favor, 8 en contra y 4 en contra.

En la cámara baja, en una sesión especial convocada por la oposición, no hubo consenso previo y fueron tres los textos presentados.

El diputado Felipe Solá, que fue uno de los que pidió la sesión especial, fue el primero en tomar la palabra y aseguró Evo Morales firmó la renuncia "como quien tiene un revólver en la cabeza". "Los parlamentos mundiales deben poner un límite claro y contundente. Si no lo hiciéramos estaríamos desandando décadas de democratización en la región y estaremos perdiendo calidad democrática", dijo.

Y agregó: "Si aprobamos esta condena vamos a contribuir a la pacificación en Bolivia".

A Solá le siguió el diputado radical Facundo Suárez Lastra, quien sostuvo que en Bolivia hubo un golpe de Estado pero lanzó críticas al ahora ex presidente boliviano al acusarlo de fraude, que "es un robo a la soberanía del pueblo".

"Me resisto a la discusión semiótica. Si queremos llamarle golpe, llamémosle golpe. Creo que es un golpe. Pero también llamamos a las cosas por su nombre. El miembro informante habló de errores en el proceso electoral. Eso se llama fraude y es un robo a la soberanía del pueblo", sentenció Suárez Lastra.

Para la diputada Ana Clara Carrizo, de Evolución Radical, el espacio de Martín Lousteau, pidió evitar "las tautologías" y llamar a lo que ocurrió en Bolivia como "golpe de Estado". Ese bloque presentó uno de los textos. Los otros dos fueron del kirchnerismo y de Cambiemos.

El diputado del Frente de Izquierda y ex candidato a presidente, Nicolás Del Caño, condenó "el golpe cívico, militar, policial y ecleciástico" en Bolivia y dijo que "está claro la injerencia de Estados Unidos".

La más polémica de las exposiciones fue la del diputado del PRO Fernando Iglesias, quien dijo que le daba "vergüenza estar en una sesión donde de un lado de los carteles dice No al golpe y del otro fuera Piñera". Iglesias se refiría a los carteles que pegaron en sus bancas los dirigentes de Izquierda.

Nosotros repudiamos todos los golpes. No aceptamos la indignación selectiva del club del helicóptero", lanzó.

Por su parte, el también diputado del PRO Daniel Lipovetzky pidió "repudiar el golpe de Estado sin eufemismos" y que "nunca justificará la injerencia de las Fuerzas Armadas".

Para Mario Negri, jefe del bloque oficialista, lo de Bolivia "es un golpe de Estado". Pero también apuntó contra Evo Morales por su supuesto fraude en las elecciones: "Se tentó por gula de poder. Eso no justifica lo que pasó pero hay que decirlo. La película que terminó con un hecho que es condenable es que no se puede tener dos baras. Para sostener la democracia hay una sola bara", lanzó.

Por la mañana y en un texto consensuado, los líderes parlamentarios de Cambiemos calificaron de "golpe a la democracia" a lo sucedido en Bolivia, condenaron "en la forma más enérgica el quiebre institucional" y pidieron una urgente convocatoria a elecciones. La realización de "elecciones con total transparencia y la vigencia irrestricta de sus normas constitucionales" permitirá superar la grave crisis que atraviesa Bolivia, sostiene el proyecto de Resolución.

En el texto, los legisladores de Cambiemos rechazan "cualquier golpe contra la Democracia y todo tipo de violencia, apoyando las autoridades constitucionales y la alternancia democrática". Aseguran que desde el Congreso de la Nación es importante "expresar que nunca más la región debe volver al camino de los golpes de Estado".

"Es particularmente preocupante que reaparezcan en nuestro continente injerencias directas de las Fuerzas Armadas propiciando la renuncia de autoridades civiles", dice el texto que lleva las firmas de Mario Negri, Alvaro González y Juan Manuel López, jefes de los bloques de diputados radicales, del PRO y de la Coalición Cívica.

También cuestionaron el proceso electoral que implementó el ex presidente Evo Morales, que tuvo numerosas irregularidades, desde su prohibición a competir en esas elecciones, hasta la adulteración de resultados en el escrutinio.

"En este sentido, el incumplimiento de los límites que la Constitución impone a los mandatos presidenciales, el desconocer la voluntad popular expresada en el plebiscito, la interrupción del escrutinio y la aparición de un resultado que en el límite evitaba la segunda vuelta, fueron haciendo crecer un reclamo que fue subiendo en intensidad y violencia", plantean los líderes parlamentarios de Cambiemos.

El proyecto de Resolución sostiene que, tal como planteó la OEA, "es de vital importancia" la reunión de la Asamblea Legislativa, para "asegurar el funcionamiento institucional. Compete a la misma, nombrar las autoridades que garanticen el nuevo proceso electoral libre y transparente".

Las dos Cámaras del Congreso sesionarán esta tarde en paralelo "para repudiar el golpe de Estado en Bolivia", según el planteo de la oposición, que impulsó el debate y que generó una discusión interna en Cambiemos.

Esa polémica estaría saldada dentro del interbloque del oficialismo, con el proyecto de Resolución que consensuaron esta mañana, donde se rechaza "cualquier golpe contra la Democracia" y se reclama "la subordinación de las Fuerzas Armadas al poder civil", junto con una nueva reunión de la Asamblea Legislativa y la realización de "comicios limpios".

El Senado aprobó el proyecto peronista

La iniciativa del oficialismo repudiaba la salida abrupta del presidente Evo Morales mientras que el proyecto impulsado por el peronismo expresa "su más enérgico repudio al golpe de Estado perpetrado" en Bolivia, "contra el gobierno democráticamente electo del presidente Juan Evo Morales Ayma".

"Voy a hablar de la estupidez y la mayor forma de estupidez en la política es no tener conciencia de cuál es el interés propio en una cuestión", manifestó el senador del Frente para la Victoria-PJ Marcelo Fuentes para criticar la política exterior del gobierno de Macri.

El referente del peronismo criticó la "miopía política, la tilinguería y el prejuicio ideológico y racial del presidente" pero planteó: "No espero nada más de este gobierno, fue el broche final digno de una política de relaciones exteriores vergonzosa, de un canciller que ni siquiera tiene la lucidés de disimilar, da vergüenza tener un canciller de esas características, de un presidente que no entiende nada de esto".

"Las desafortunadas acciones del presidente Macri y su canciller hicieron que ustedes tengan que ver el modo de defender a la democracia pero ya están limitados, están limitados por las propias acciones", agregó el senador Carlos Caserio, jefe del bloque peronista.

Por su parte, el senador radical Luis Naidenoff aseguró que "las coincidencias son mucho más fuertes y potentes que las diferencias" entre los integrantes de la Cámara alta respecto a la situación en Bolivia.

"Independientemente de determinados matices, el conflicto de Bolivia, la crisis institucional, el golpe democrático que nosotros caracterizamos en el proyecto, amerita una reflexión más profunda de lo que sucede no solamente en Bolivia sino en toda la región", agregó.

Dejá tu comentario