DOLAR
OFICIAL $187.16
COMPRA
$196.16
VENTA
BLUE $375.00
COMPRA
$379.00
VENTA

Crimen de Priscila: habría una secta involucrada

Un pastor de una secta conocida como "El ejército de Dios" es investigado por asesinato de la menor en manos de su familia.

El crimen de la pequeña Priscila, sigue disparando interrogantes. Ahora, sospechan de una secta conocida como "El ejército de Dios" e investigan a uno de sus pastores.

El abogado querellante y una organización que lucha contra las sectas pidió que se investigue el rol de este pastor, ya que la organización clandestina se encargaría de "adiestrar a padres para que golpeen a sus hijos".

El abogado querellante, que va contra Silvia Lafuente (mamá de Priscila) y su pareja Pablo Bisconti, dijo a Diario Popular: "Al margen de estas dos personas, por las cuales vamos a exigir el máximo rigor de las leyes penales argentinas, tenemos datos y evidencias sobre la situación de un pastor que estaba en un supuesto grupo de autoayuda donde concurría la madre de Priscila".

Días atrás, luego de que hallaran el cuerpo de la pequeña, el pastor había hablado ante los medios y reconoció que la mujer participaba de los "grupos de autoayuda" de su organización y le pegaba a su hija.

Walter Di Nucci, Presidente de 'El ejército de Dios' aclaró "Sólo sé que el jueves un cristiano, que no viene a la iglesia, declaró". Desmintió que el hombre sea pastor de su iglesia.

En diálogo con DiarioVeloz contó  "El jueves estuve en la puerta mientras él declaraba e hizo una especie de confesiónÉl dice ser hermano de Cristo,  aunque no de nuestra congregación. El jueves iba a declarar y podía quedar preso por encubrimiento y como estaba nervioso me pidió si me podía quedar en la puerta para esperarlo. Lo esperé y lo invité a la iglesia, vino a la iglesia y lo ministre", dijo.

A su vez, Di Nucci dijo que él no conoce a la mamá de Priscila y que ella no iba a la iglesia:"A Lescano lo conozco de la calle, él sabe que soy pastor. Yo soy conocido por el tema de liberación (cuando una persona está poseída)".

Desde "Libre Mentes", la organización que se dedica a detectar y combatir sectas, Pablo Salum dijo: "Llamaron la atención varios detalles. Lo primero que surgió fue el modo en que asesinaron a la nena, cómo intentaron ocultar el crimen y la presencia de un grupo familiar completo interviniendo en el hecho, tal como se observó en la grabación de una cámara de seguridad".

"Luego cuando apareció el pastor declarando terminó de cerrar todo, porque reconoció que fue cómplice, ya que estaba al tanto de los golpes que recibía la nena y que había sido asesinada", agregó.

"No tenemos gente especializa, por esa razón nunca hay responsables. Sólo van presos los autores materiales. Mientras tanto, las sectas siguen creando gente que posteriormente comete crímenes terribles, sin control, libremente. Este pastor no hizo la denuncia y sabía desde hace mucho que la nena era golpeada. ¿Tiene algún titulo que lo habilite para tratar a la gente? Hay profesionales que pueden perder la matrícula, pero esta gente queda impune", concluyó Salum.