DOLAR
OFICIAL $89.12
COMPRA
$95.12
VENTA
BLUE $138.00
COMPRA
$143.00
VENTA

Coronavirus: segunda ola, verano, vacaciones, ¿cómo viene el ánimo de los argentinos?

¿Qué nos pasa a los argentinos en medio de la pandemia y cómo arrancamos el nuevo año? En la nota, tres profesionales de la salud nos explican cómo nos sentimos y qué podemos hacer para estar mejor.

ánimo de los argentinos
ánimo de los argentinos
El arranque de año suele renovar la ilusión y traer la esperanza de que todo lo que está por venir será productivo. Sin embargo, con una pandemia que no se fue con el año viejo, merece la pena reflexionar cómo está el ánimo de los argentinos a pocos días de haber chocado las copas con el deseo de que 2021 traiga salud, amor y trabajo. 

Para el psicoanalista Ricardo Antonowicz (MN 11556) "este año será complejo renovar esas ilusiones porque persisten los problemas económicos, el virus redobla su apuesta y, como si fuera poco, se hace difícil viajar este verano". 

"La alegría que siempre traen las vacaciones se ve alterada y se convierte en una eventual continuidad del encierro pero en otro ámbito, en otro circuito, algo así como una libertad condicionada", dijo.

Completó: "Vacacionar implica salir de lo cotidiano, de la monotonía pero esta vez parece complicado sentir esa inigualable sensación de libertad entre tanto protocolo". 

Por otro lado, señaló que hay distintos tipos de cansancio y dijo que "hay algunos que no son fáciles de dominar"
   
"Hay un cansancio por aquello que no puede alcanzarse que se suma al agotamiento mental que nos trajo la exposición ilimitada a la tecnología", explicó.

"El desafío de este año será poder alejar el sentimiento de soledad causado por la pérdida de contacto cara a cara. Perdimos lo que tiene que ver con nuestras escenas en vivo. Nos empezamos a acostumbrar a abrazarnos con palabras y quedamos atrapados en las redes de la ansiedad", opinó.

Desde otra mirada, el Dr. Marcelo Suárez (MN 73796) consideró que "estamos en condiciones de declarar un nuevo Renacimiento".

Suárez, que es especialista en Medicina Interna y autor del libro No me enfermo más, destacó que "hace siete siglos, el Renacimiento intensificó la búsqueda de nuevos conocimientos, se valorizó la ética, la razón, la ciencia y el optimismo".

"El problema es que trasladamos sentimientos de angustia a la satisfacción inmediata que puede dar la comida", dijo.

"Debemos aprender a manejar la tentación, a elegir alimentos de calidad y a ponernos límites a fin de ser respetuosos con nuestro organismo", añadió.

Por último, indicó que "necesitamos incorporar durante todo el año una rutina que incluya descanso, ejercicio, alimentación adecuada, hidratación, respiración consciente y pensamientos positivos".

En tanto que, para la licenciada Elizabeth Rodríguez, Psicóloga MN 63.202, "la anticipada preocupación del porvenir siempre ha sido motivo de consulta. La angustia ante lo incierto".

"La situación mundial actual agudiza en los espacios terapéuticos preguntas para transitar esta situación", explica.

Pero no es un problema de nuestros tiempo. Rodríguez detalla: "Ya Freud en los años 30 nos anticipaba que el malestar es menester inevitable, en tanto somos seres sociales. Eso que del exterior o del otro nos rodea, nos toca e impacta". 

"Ejercitando dosificar el tiempo que le dedicamos a escuchar noticias, es un modo de no abrumarse . Informarse ocupa una parte de la cotideaineaidad,  no toda. Todo junto es un exceso y abruma. Advertidos de ello: seamos mejores administradores de nuestro tiempo, de ese modo, no eternizamos impotencias, sino que habilitamos un estado de bien-estar", recomienda para poder gambetear la pandemia, al menos desde el lado anímico.

Dejá tu comentario