DOLAR
OFICIAL $85.87
COMPRA
$91.87
VENTA
BLUE $151.00
COMPRA
$156.00
VENTA

Cómo es la dieta de los jugadores de la Selección Argentina ¿la respetan ante las eliminatorias?

Qué comen y cómo hacen para respetar el régimen alimenticio durante una fecha de eliminatorias.

La Selección Argentina se prepara para un nuevo partido ante Chile, en el monumental. Los jugadores han dejado los malos hábitos alimenticios para sumergirse en dietas acordes al equipo en el que juegan. Pero ¿qué comen y cómo hacen para respetar ese régimen durante una fecha de eliminatorias como la que disputarán a partir de mañana con el partido ante Chile?.

Según los especialistas, la figura del nutricionista en el fútbol argentino creció en los últimos ocho años y por eso aquellos cracks que brillan en Europa hace más de una década se encontraron con un nuevo mundo en el Viejo Continente en cuanto a los alimentos que consumían por no tener muchos conocimientos previos.

Diego Iacovone, el cocinero de la selección, es el encargado de las comidas del plantel y, si bien se elabora un menú diario, los jugadores tienen siempre a disposición un buffet en el que están los alimentos de sus dietas habituales para que ellos los combinen de acuerdo a los lineamientos de sus nutricionistas personales o de los equipos médicos de los clubes en donde juegan.

En la selección se contemplan los alimentos que cubren las costumbres y las dietas que los jugadores hacen habitualmente en sus clubes o con sus nutricionistas. No hay una dieta única por el poco tiempo de concentración en una fecha de eliminatorias, reconocen allegados al conjunto nacional.

Esos buffets están abastecidos con alimentos ricos en proteínas y por lo general libres de gluten. Cada uno de los alimentos están separados para que los futbolistas los combinen a su gusto. Suele haber choclo, arroz blanco, palmitos, aceitunas, tomate o pasta libre gluten para que cada cual siga su libreto.

La selección mayor no tiene un nutricionista. La dieta es seguida de cerca por el médico Daniel Martínez y por el cocinero Iacovone, quien acompaña al plantel desde 1999. Su inclusión la decidió Marcelo Bielsa, por entonces DT del conjunto nacional, luego de que el extraño sabor de unos canelones de verdura en Holanda durante un amistoso hiciera que desde entonces un cocinero acompañara a la delegación. En los viajes de eliminatorias, quienes organizan la logística se aseguran de que los hoteles del exterior tenga a disposición los alimentos necesarios. Del agua mineral y las bebidas, se encarga uno de los sponsors.

Así como los cracks de hoy llegaron al fútbol europeo con cierto desconocimiento de los aspectos nutricionales, la situación será diferente para las estrellas argentinas del futuro: "Hace 10, 15 años no había tanta cultura nutricional en el fútbol. Las futuras promesas que se vayan a jugar a Europa van a recibir indicaciones que no serán nuevas para ellos. Hoy la mayoría de los jugadores de Primera División tiene información nutricional".

"Después, pasa como en cualquier nivel de la vida: algunos se interesan y siguen los consejos y otros desoyen las indicaciones", le explica a LA NACION la nutricionista Laura Perziano, quien cuenta que en los últimos años en el fútbol local se introdujeron los estudios antropométricos para medir masa muscular, grasas y ver en detalle a cada jugador para saber qué dieta necesita según el puesto en el que juega".

"Había dietas con exceso de proteína animal sin hidratos, una cultura carnívora, más el mate y la factura. Una vez que uno entraba en confianza con los futbolistas te contaban que comían picadas, comida chatarra, bebían alcohol. En las mediciones, muchos tenían exceso de grasas. Los números no mienten", detalla Perziano el panorama con que se solía encontrar y que año tras año cambia con los cracks de la selección como ejemplos.