DOLAR
OFICIAL $145.02
COMPRA
$153.02
VENTA
BLUE $282.00
COMPRA
$286.00
VENTA

Cifra alarmante: uno de cada tres ocupados argentinos trabaja en negro

Este dato representa a 5,3 millones de ocupados. No tienen cobertura de salud ni hacen aportes para jubilarse, y ganan 30% menos que los que están en blanco.

Según un relevamiento de la cartera laboral, marca que hay 5.360.000 personas que trabajan en la informalidad o "en negro". El personal doméstico es el más afectado, en su mayoría son mujeres, que desempeñan sus tareas en un marco de precariedad laboral, sobre un total de 1,2 millones de empleados que tiene el sector.

Los datos se desprenden de un estudio realizado por el Ministerio de Trabajo. Dicen que hay 15.913.400 personas ocupadas, y de ese total, los que están aportando suman 10.553.566, que equivalen al 66,3%. Es decir, que el restante 33,6% trabaja en la informalidad. Que es lo mismo que decir que de cada tres ocupados, uno está "en negro".

Los sectores especialmente afectados son la construcción, servicios de hotelería y restaurantes, y el personal doméstico (tanto por horas o por jornada completa).

Cabe recordar que trabajar en negro significa no tener aportes previsionales para una futura jubilación, ni cobertura de salud a través del sistema de obras sociales. Estos trabajadores tampoco tienen los otros beneficios legales como vacaciones o días por enfermedad.

Según trascendió, la presidente Cristina Kirchner estaría preparando un anuncio para esta franja de trabajadores a su regreso al país (previsto para hoy).

En tanto, en los últimos años también aumentó el número de jubilados que trabaja, inclusive en relación de dependencia. Y esto se explica por el incremento de la expectativa de vida, pero también porque los ingresos de la jubilación son insuficientes para vivir.

De los 10,5 millones de ocupados registrados, unos 3 millones se desempeñan en el sector público (nacional, provincial o municipal) que se supone se desempeña en blanco. De aquí se desprende que los ocupados por el sector privado suman 12,9 millones. Con lo cual la informalidad en el sector privado superaría el 41,5% del total.
Entre los monotributistas se admite que existe un segmento de trabajadores en relación de dependencia, y que en especial quienes tienen dos empleos: en el principal figuran en relación de dependencia y en el segundo, como monotributistas. Y sobre 1,2 millón de empleos domésticos, figuran con aportes solamente 304.999 personas.Un dato relevante es que los trabajadores que no están registrados ganan aproximadamente un 30% menos que los empleados en blanco. Estos niveles salariales muestran que las escalas de sueldos siguen siendo insuficientes con relación al costo de vida.

Mediciones hechas recientemente ubican el costo de la canasta familiar en torno de los $ 7.000, con excepción del sur del país donde el costo de vida es muy superior.