DOLAR
OFICIAL $93.49
COMPRA
$99.49
VENTA
BLUE $147.00
COMPRA
$152.00
VENTA

Brutal crimen a golpes de un jubilado en Palermo: detuvieron a su cuidador

Juan Pablo Guarnochea se encargaba de atender de noche a Horacio Decurgez. Lo capturaron esta mañana en General Rodríguez. La pista de la caja fuerte.

La investigación por el asesinato de Horacio Ramón Decurgez, el jubilado de 91 años que fue robado y golpeado hasta la muerte el domingo último por la mañana en su departamento en pleno Palermo, empieza a dar sus primeros resultados con una instrucción a cargo del fiscal César Troncoso. En las últimas horas la división Homicidios de la Policía de la Ciudad detuvo al principal sospechoso. Se trata de Juan Pablo Guarnochea, de 38 años, oriundo de Grand Bourg, una de las dos personas que se encargaban de cuidar del hombre.

“Creemos que el móvil fue netamente económico, el hombre guardaba bastante dinero en una caja fuerte. Al mismo tiempo creemos que la intención no era matarlo sino solamente dejarlo fuera de juego para robar y escapar, pero la situación se fue de las manos”, dice a Infobae una fuente del caso.

Por los testimonios aportados por familiares de la víctima, los principales sospechosos de los detectives pasaron a ser dos personas: una mujer que cuidaba a Decurgez de dia y un hombre que hacía lo propio de noche, Guarnochea, que quedó detenido y será indagado.

Luego de algunas horas de inteligencia, la detención se produjo en la localidad de General Rodríguez en la calle Roca al 100, un domicilio alternativo del hombre, ex empleado de una firma de seguridad privada. En el procedimiento participó la DDI de la jurisdicción de la Policía Bonaerense. Lo encontraron caminando por la calle con un bolso de mano.

Decurgez, cuyo cadáver presentaba varios golpes en la cara, habría sido un militar retirado de alto rango. Fue descubierto por un llamado del encargado del edificio en la calle Oro en Palermo, Fuentes policiales y judiciales informaron a Télam que llamó al 911 al observar que salía humo del departamento de la víctima. Al arribar al lugar, los bomberos ingresaron al inmueble y encontraron muerto al anciano, por lo que le dieron intervención a la Policía de la Ciudad. El ladrón y asesino habría intentado incendiar el lugar para cubrir sus rastros. Al inspeccionar el lugar, los investigadores hallaron una caja de seguridad pequeña dentro del ropero el dormitorio de la víctima, la cual estaba violentada y vacía, por lo que la principal hipótesis apunta a que el móvil del crimen fue el robo del dinero allí guardado.

Por lo pronto, el fiscal Troncoso cree que Guarnochea actuó sin cómplices.

Dejá tu comentario