DOLAR
OFICIAL $65.22
COMPRA
$70.22
VENTA
BLUE $118.00
COMPRA
$128.00
VENTA

"Apurate porque este pibe se va a terminar yendo": el macabro diálogo en el marco del crimen del "Mago Alex" y su novia

Se conocieron comprometedoras escuchas entre los acusados, en momentos en que Leonardo Fernández y Jéssica Alberti Cigola era brutalmente atacados.

Se cumple un mes del brutal doble homicidio de Leonardo Fernández, conocido como "El Mago Alex" y su novia, Jéssica Alberti Cigola. Ahora se conocieron escuchas que comprometen a los detenidos por el caso. "Apurate porque este pibe se va a terminar yendo", es una de las escalofriantes frases que se escuchan en los diálogos entre los tres acusados: los hermanastros Roberto Alegre y Rubén Grasso y Alexis Miguel Bonnet. El fiscal Alejandro Musso pidió que todos ellos sigan en prisión.

De las transcripciones de los diálogos queda demostrado que sabían que las víctimas agonizaban mientras eran torturadas en un departamento en San Fernando, mientras organizaban el saqueo a la casa de Fernández en Parque Patricios, donde había plata y droga.

En uno de los diálogos Grasso, dueño de la vivienda donde se produjo el doble crimen, estaba apurado para viajar a la Ciudad con su medio hermano y su amigo Bonnet para robar en la vivienda del mago en Parque Patricios. "Apurate porque este pibe se va a terminar yendo", le reclama vía mensaje de texto a Alegre en relación a su amigo, al que convocaron de urgencia para que los ayudara a robar la casa en Parque Patricios.

"Sí, sí, decile la verdad k (sic) son dos personas", le respondió Alegre, mientras que su medio hermano le contestó con suma frialdad y humor negro. "Después hago un pequeño truco de magia y listo", le respondió mientras anticipaba que la pareja iba a morir, por la brutalidad de las torturas a la que sometieron a las víctimas.

Estos son parte de los diálogos entre los acusados, a partir de los cuales el fiscal Musso pidió la prisión preventiva de los tres detenidos por el doble crimen. Están acusados por el delito de homicidio criminis causa, matar para ocultar otro delito (en este caso, el robo en la casa de Fernández).

Después de que la Policía detuviera a Bonnet en la casa en Parque Patricios, los otros dos acusados empezaron a organizar un plan de fuga, con complicidad de sus familiares. De acuerdo a las conversaciones que investiga y la Justicia la madre de Grasso le recomendó que se deshiciera de su celular. "Desaparecé el teléfono, desaparecé el teléfono, desaparecé todo, porque por más que desaparezcas vos, desaparezcas el chip, el Android registra todo", le recomendó su madre.

En otra escucha mientras estaba prófugo Grasso se comunicó con una mujer y le planteó la situación de su medio hermano. "Él no es un santo, o sea, estamos así porque hicimos algo, ¿sí? Necesito ubicarlo y que se tranquilice, que vamos a ver qué hacemos", le dijo, y expresó su temor ante una inminente captura. "Deben tener fotos mías, cuando yo fui a la casa del mago. A la casa del mago voy siempre yo, a eso me refiero. Y la computadora la llevó el tipo a mi casa", afirmó, de acuerdo a Clarín.

Los resultados de la autopsia

De acuerdo a la autopsia Fernández murió por los 22 golpes que recibió en la cabeza con un caño durante 7 a 10 minutos, que le provocaron doble fractura de cráneo. En tanto que a su pareja le cortaron tres veces el cuello y le hicieron estallar a trompadas el ojo izquierdo, entre otras graves lesiones. Ambos estaban arrodillados al momento de su muerte y tenían fracturas en la nariz.

El médico forense que hizo la autopsia y estuvo en la escena del crimen determinó que al mago "Alex" -como se hacía llamar- lo mataron a golpes en el living. Luego lo arrastraron hasta el baño, donde hallaron el cadáver. Lo asesinaron con un caño industrial con un bulón en la punta que encontraron en la cama de la habitación donde apareció el cuerpo de su pareja, junto a la cuchilla de cocina sin filo que usaron para asesinarla.

En el caso de Alberti Cigola los forenses determinaron que murió por "shock hipovolémico secundario (grave pérdida de sangre) a lesión vascular cervical por herida de arma blanca en su cuello así como otras lesiones de gravedad circundantes". De las tres puñaladas que recibió en la zona del cuello solo una fue mortal: la que le cortó la arteria aorta y provocó que sus pulmones se llenaran de sangre. Presentaba varios golpes en la cara y uno de ellos fue el que le provocó el estallido del globo ocular izquierdo.

Los forenses creen que ambos estaban arrodillados al momento del asesinato. Porque en el living detectaron "goteo estático" de sangre, cuando cae a cierta altura y se expande sobre el suelo. Los expertos del cuerpo médico de San Isidro que trabajaron en la autopsia detectaron "lesiones de defensa" en los cuerpos, lo que indica que se cubrieron e intentaron frenar los primeros ataques.

Se cree que las agresiones que derivaron en la muerte de ambos duraron entre 7 y 10 minutos y que las víctimas pudieron haber tenido "una sobrevida larga". En especial el mago, ya que las fracturas de cráneo y edemas que luego generaron coágulos que presentaba el cuerpo "no producen la muerte instantánea", indicaron los especialistas a Perfil. De acuerdo a la data de la muerte fijada en la autopsia fueron asesinados a las 23.30 del jueves 24 de octubre, casi un día después de haber entrado al departamento de San Fernando donde encontraron los cuerpos. Las víctimas fueron a lo que habría sido una fiesta que incluía cocaína y probablemente sexo.

La nueva pista del crimen

Además de la venta de cocaína -algo acreditado en la causa, como anticipó TN.com.ar- los investigadores encontraron una nueva pista en el doble asesinado al hallar una carpeta manchada con sangre que pertenecía al mago, en la que hallaron dólares falsos impresos en papel simil moneda.

Creen que la falsificación de billetes era la nueva actividad ilícita a la que iba a entrar Fernández y que ese es el "negocio" que fue a proponerles la madrugada del crimen a los hermanastros Rubén Andrés Grasso y Roberto Alegre, dos de los acusados detenidos por el doble homicidio junto a Alexis Miguel Bonnet.

"Este fue el motivo por el que el mago fue esa noche a la casa de esta gente. Fue a llevar un negocio alternativo a la venta de drogas, que era la falsificación de dólares", dijo a Télam una fuente del caso, que es investigado por el fiscal Alejandro Musso.

A principios de mes el fiscal y los detectives de la Delegación Departamental de Investigaciones (DDI) de San Isidro encontraron una carpeta negra con letras a colores y la leyenda "B.U.G." de "Banca Universitaria Galicia" con impresiones de billetes de 100 dólares falsificados. En los videos del día que lo mataron se lo ve que saca la carpeta de su camioneta, se la pone bajo el brazo y entra al edificio donde finalmente lo asesinarían junto a su pareja.

Dejá tu comentario