DOLAR
OFICIAL $117.11
COMPRA
$123.11
VENTA
BLUE $200.50
COMPRA
$203.50
VENTA

Ángel Di María debió abandonar un partido con el PSG porque entraron a robar en su casa con su familia adentro: ¿qué se llevaron?

Medios franceses indicaron que la mujer y las hijas del argentino no vieron directamente a los ladrones.

La casa de Angel Di María en las afueras de París fue saqueada en presencia de su familia mientras el argentino jugaba este domingo con su equipo, el París Saint Germain. También fue robada la casa de los padres de su compañero, el brasileño Marquinhos.

El asalto en la casa de Fideo, que está ubicada en la ciudad de Neuilly sur Seine, se produjo, según indicó este lunes la emisora France Info, pese a que había un agente de seguridad y causó un gran impacto en la familia, que pidió que el futbolista acudiera rápidamente.

Por eso Di María fue reemplazado de forma precipitada cuando iba una hora de juego en el partido que el PSG disputaba contra el Nantes, y que acabó perdiendo por 2-1.

El jugador al ser reemplazado habló brevemente con su entrenador Mauricio Pochettino y luego salió rápidamente en dirección a los vestuarios.

De acuerdo con fuentes citadas por Le Parisien, la mujer y las hijas del argentino no vieron directamente a los ladrones y no se dieron cuenta de que una caja fuerte había sido desvalijada.

No es la primera vez que la familia Di María sufre un robo. En 2015, cuando vestía la camiseta del Manchester United, su vivienda fue objeto de otro robo que traumatizó al jugador y su familia.

En lo que respecta a Marquinhos, el asalto en casa de sus padres fue muy violento. L’Équipe precisó que los delincuentes secuestraron momentáneamente a los ocupantes. El brasileño fue advertido al final del encuentro contra el Nantes.

Otros dos jugadores del PSG han sido objeto de robos en sus casas este mismo año. En enero, fue desvalijado el departamento del arquero español Sergio Rico y pocos días después eso mismo le ocurrió al delantero argentino Mauro Icardi.

Di María y otro futbolista del París Saint Germain fueron víctimas de un robo en su casa durante el partido del equipo ante Nantes por la Liga de Francia, confirmó el director deportivo del club, el brasileño Leonardo. El directivo “recibió un llamado de aviso” y le informó lo sucedido al rosarino durante el partido que PSG perdió por 2-1.

Di María vive en la ciudad de París junto a su esposa Jorgelina Cardoso y sus dos hijas Mía y Pía. En febrero el delantero argentino Mauro Icardi también había sufrido un robo en su domicilio.

Di María, que acaba de renovar su contrato con el PSG, dejó el césped poco antes de la hora de juego al ser reemplazado por su compatriota Leandro Paredes. Al salir, intercambió algunas palabras con el técnico Mauricio Pochettino, antes de irse directamente al vestuario. “Vení conmigo y no digas nada, vení conmigo”, le dice al oído el DT mientras caminan juntos.

Tras el encuentro, el entrenador argentino habló sobre lo sucedido. “Tenemos la decepción por haber perdido tres puntos, pero el grupo estaba preocupado por cosas de las que probablemente ya están al tanto”, dijo Pochettino en rueda de prensa. “No es una excusa, pero hubo una bajada de energía inhabitual. Sí, hemos hablado con los jugadores pero no de lo que pasó futbolísticamente”, añadió.

Dejá tu comentario