DOLAR
OFICIAL $79.90
COMPRA
$85.90
VENTA
BLUE $155.00
COMPRA
$161.00
VENTA

Alberto Fernández, sobre Guernica y los Etchevehere: “Se mezclaron necesidades, disputas familiares e intencionalidades políticas”

El Presidente respaldó a los gobernadores de Buenos Aires y Entre Ríos y remarcó que son las provincias las que resuelven este tipo de conflictos. Opinó que se actuó "respetando el juego de las instituciones que la República impone".

El presidente Alberto Fernández sostuvo esta mañana que tanto el desalojo del predio de Guernica como el caso del campo de la familia Etchevehere "se resolvieron respetando el juego de las instituciones que la República impone".

En un hilo de Twitter, el mandatario remarcó que tanto el gobernador de Buenos Aires, Axel Kicillof, como el de Entre Ríos, Gustavo Bordet, lo mantuvieron este jueves "permanentemente" informado sobre ambos hechos y aclaró que este tipo de conflictos son "resueltos por los gobiernos provinciales".

En esa línea, desmintió una nota del portal Infobae que hablaba de su supuesto rol en ambos conflictos. "La necesidad de cierta prensa de insinuar fisuras o contradicciones políticas en un momento en que la Argentina exige el maximo del esfuerzo mancomunado, en nada ayuda a la acción de gobierno", consideró Fernández.

"Obviamente, como Presidente de la Nación estoy atento a todo lo que ocurre en nuestro país. Pero como somos un Estado Federal este tipo de conflicto son resueltos por los gobiernos provinciales", explicó.

Sobre el desalojo en Guernica, que derivó en una fuerte represión a ocupantes del predio que se resistieron a abandonar el lugar, el Presidente opinó que lo ocurrido "fue producto del accionar policial dispuesto por la Justicia". "Previo a ello hubo un enorme trabajo de reubicación de familias realizadas por el ministro Larroque", añadió.

En tanto, sobre el conflicto de la familia Etchevehere que finalizó con el desalojo de Dolores y de los integrantes del Proyecto Artigas, remarcó que son sucesos "originados en una disputa familiar" y que el operativo policial -en el que Dolores Etchevehere terminó detenida- fue "también resultado del accionar policial dispuesto por la justicia local tras el fracaso de la conciliación entre las partes".

Por último, insistió en el respaldo tanto a Kicillof como a Bordet porque "ambos gobiernos debieron enfrentar situaciones críticas en donde se mezclaron necesidades humanas, disputas familiares y también intencionalidades políticas". "A mi juicio, los conflictos se resolvieron respetando el juego de las instituciones que la República impone", concluyó.

Dejá tu comentario