DOLAR
OFICIAL $77.90
COMPRA
$83.90
VENTA
BLUE $184.00
COMPRA
$190.00
VENTA

Alberto Fernández condenó el escrache a Ricardo Lorenzetti: "Es algo propio del fascismo y del nazismo"

El jefe de Estado se refirió a la protesta que se realizó el fin de semana frente a la casa del magistrado de la Corte Suprema y a otras manifestaciones que sufrieron Sergio Massa y la vicepresidenta Cristina Kirchner.

El presidente Alberto Fernández condenó el escrache realizado en la casa de Ricardo Lorenzetti con un enérgico discurso pronunciado durante la inauguración del Hospital Municipal Néstor Kirchner, ubicado en Escobar.

“Quiero solidarizarme con el doctor Lorenzetti, que ayer en su provincia sufrió el acoso, el escrache de un grupo de ciudadanos opositores al gobierno que fueron a presionar a un juez que tiene que tomar una decisión. Me solidarizo con él, me solidarizo son Sergio (Massa) que vivió lo mismo en su casa. Me solidarizo con Cristina, que lo vive en su casa permanentemente. Llamo a la reflexión a quienes promueven esas cosas. Eso no tiene nada que ver con la democracia. Eso es el más vil de los escraches, propio del fascismo y del nazismo”, aseguró el jefe de Estado.

A horas de que la Corte Suprema de Justicia se expida sobre la situación de los jueces que fueron desplazados por el Gobierno, un grupo de personas protestó frente a la casa de Lorenzetti, en la ciudad santafesina de Rafaela. La movilización fue repudiada por referentes de todos los espacios políticos y este lunes sumó una condena pública del Presidente.

Junto a Axel Kicillof, Máximo Kirchner y otros dirigentes, Fernández planteó que las protestas registradas recientemente en los domicilios de Lorenzetti, Massa, Cristina Kirchner y hasta en la Quinta de Olivos no son formas democráticas de reclamar y pidió que haya un punto de inflexión en la forma en que algunos sectores de la oposición han decidido movilizarse en las últimas semanas. “Sabemos que tenemos disensos, es parte de la democracia, pero el respeto al otro es central para la convivencia”, aseguró.

En el mismo acto realizado este mediodía en Escobar, Fernández reconoció por primera vez que la pandemia provocó más muertes que lo esperado en la Argentina. Dijo que esa situación debe impulsar a toda la ciudadanía a ser más responsable y entender que el virus está circulando.

Este martes el máximo tribunal tratará la situación de los jueces desplazados por el kirchnerismo: Leopoldo Bruglia, Pablo Bertuzzi y Germán Castelli, y deberá dar a conocer su decisión con respecto a los per saltum presentados por los magistrados. Ayer, domingo, a 48 horas del inminente fallo, un grupo de vecinos en sus autos realizaron una caravana de protesta frente a la vivienda de Lorenzetti, con banderas argentinas y pancartas exigiendo que no avale los desplazamientos que se llevaron a cabo en el Senado.

Tanto el kirchnerismo como Juntos por el Cambio unificaron criterios y condenaron el escrache al juez de la Corte Suprema. La ministra de Justicia de la Nación, Marcela Losardo, expresó a través de sus redes sociales su “solidaridad” y “profundo repudio”, y reafirmó “el compromiso por una Justicia independiente”. Por su parte, el viceministro de la misma cartera, Juan Martín Mena, consideró que no pueden “tolerarse” escraches como el que sufrió Lorenzetti y calificó de “inadmisibles” los “aprietes e intimidaciones” contra el máximo tribunal.

“La marcha al domicilio de Lorenzetti constituye un hecho de enorme gravedad”, expresó Mena en declaraciones a Télam, y agregó que “buscan generar hechos de violencia”. A través de su cuenta de Twitter, el jefe de Gabinete Santiago Cafiero manifestó que “los argentinos y argentinas necesitamos que las instituciones de la democracia trabajen libres de presiones”.

En la misma red social, el ministro del Interior, Eduardo “Wado” de Pedro, responsabilizó a la oposición y declaró que “hay momentos donde todos debemos poner un límite: el respeto a la convivencia democrática y sus instituciones”.

A última hora del domingo el propio Mauricio Macri posteó un mensaje de repudio en sus cuentas oficiales. El ex presidente manifestó que “la Corte debe fallar conforme a derecho, sin presiones de ninguna índole”. “No es bueno para la República afectar la tranquilidad de los jueces Rosenkrantz, Lorenzetti, Highton, Maqueda y Rosatti. Tenemos que respetar a la Justicia y dejarla actuar”, remarcó Macri.

Horacio Rodríguez Larreta también repudió el escrache y se solidarizó con las víctimas del mismo: Lorenzetti y su familia. El jefe de Gobierno porteño convocó a “trabajar, siempre, por una Justicia independiente”.

Desde la Unión Cívica Radical, Alfredo Cornejo, presidente del partido centenario, cuestionó el modus operandi de expresar un reclamo frente a casas particulares de funcionarios. “Ya sean jueces u otras personas públicas, no son métodos democráticos”, criticó el diputado radical. “Esto es así por Lorenzetti o cualquiera que lo sufra”, agregó.

Dejá tu comentario