DOLAR
OFICIAL $164.44
COMPRA
$172.44
VENTA
BLUE $316.00
COMPRA
$320.00
VENTA

Una nena de dos años murió en un tiroteo en una casa de Ensenada

La abuela de la víctima afirmó que los quisieron estafar. Hay un detenido, con antecedentes por “delito de estafas y amenazas calificadas”.

Una nena de 2 años murió el martes a la noche luego de recibir un disparo en la cabeza, en medio de un enfrentamiento a balazos que se registró frente a una vivienda  de Ensenada.  La feroz pelea que derivó en una lluvia de proyectiles disparados desde al menos una moto fue por la disputa de una vivienda, luego de una presunta estafa por la venta de la propiedad. 

El hecho ocurrió pasadas las 23, en una casa del barrio El Dique, ubicada en 50 y 123, en el límite con La Plata y a menos de 150 metros de la facultad de Psicología de la UNLP.

La víctima quedó en medio de un ataque a tiros. La fiscalía sospecha que los autores serían integrantes de una organización del barrio El Palihue que se dedicaría a la venta de terrenos y viviendas. El enfrentamiento se habría originado cuando querían sacar a una familia, que había pagado 1.8 millones de pesos y quería tomar posesión de la casa.

En ese marco, Pía Abril Larrea, de dos años, fue alcanzada por un disparo en la cara, a la altura de un ojo, que le provocó la muerte en el acto. Fue trasladada al Hospital Cestino de Ensenada, donde los médicos le hicieron tareas de reanimación pero la herida resultó mortal.

"Le tiraron directamente a la nena, se la quisieron llevar", contó este miércoles Carolina, la abuela de la víctima, a los medios que llegaron al lugar.

La mujer contó que había pagado 1.820.000 pesos y que había ido a la vivienda a saldar los 180.000 pesos pendientes para cerrar la compra. Al llegar al lugar la mujer con la que había pactado la operación estaba con tres hombres. Según contó, le pidieron que les entregue el dinero y se fuera. Cuando quiso llamar a la policia, dijo, la golpearon. Luego comenzó el ataque a balazos en el que murió la nena.

Esa es una de las versiones. Los investigadores reconstruyeron otra.​

Hasta el momento, solo hay un detenido por el hecho. Se trata de José Alberto Olgiatti, de 57 años, que cuenta con antecedentes por "delito de estafas y amenazas calificadas". Primero estuvo internado también por lesiones, que recibió en la pelea y cuando lo retuvieron luego del ataque. Pero a las pocas horas quedó imputado como presunto autor del asesinato.

La causa fue caratulada como "homicidio agravado". Interviene la Fiscalía Nº3, a cargo de Juan Menucci. Se posiblemente realice la autopsia a la nena y peritos trabajaron en el lugar en busca de elemento que puedan servir para esclarecer los hechos. En la fiscalía dijeron a Clarín que la carátula del expediente incluiría también agravantes por instigación y por ataque en poblado y en banda.

 

13 balazos y una presunta estafa

Según las primeras informaciones, la casa se habría vendido en 2 millones de días atrás. El supuesto vendedor habría intentado recuperarla por una presunta estafa.

Minutos después, habría vuelto al lugar acompañado por varias personas a bordo de tres motos para intentar echar de la casa a los presuntos nuevos dueños que se habían mudado hacía menos de una semana.

En el lugar fueron secuestradas 13 vainas servidas calibre 9mm. ​Según contaron fuentes del caso, fueron los propios integrantes de la familia atacada quienes retuvieron a Olgiatti. "Alcanzaron a retenerlo y hasta lo golpearon. Cuando llegó la policía lo tenían sujetado", contó un investigador.

Cuando llegaron las patrullas era todo nerviosismo y tensión. La mamá de la nena, estaba en shock. No podía hablar y solo le gritaba a los policías y todos los que se acercaban.​

La zona donde ocurrió la tragedia es un sector de casas humildes ubicado en el límite entre la capital bonaerense y Ensenada. Según contaron los investigadores, los responsables del ataque se dedicarían a "buscar" casas abandonadas, ocuparlas y luego comercializarlas.​

Una hipótesis sostiene que los atacantes fueron porque no habrían "cobrado" lo que les correspondía por la operación. Pero que encontró resistencia en la familia de Pia. Hubo una discusión a los gritos, según contaron vecinos a los policías. Y después Oligatti habría vuelto a la casa con la compañía de otras personas en al menos tres motos, una de ellas tipo "enduro" color roja.

De esa manera intentó intimidar a los residentes en la casa de 50 y 123 y cobrar la presunta deuda. Y entonces se produjo el tiroteo que terminó con el impacto moral en la niña.

Dejá tu comentario