DOLAR
OFICIAL $134.49
COMPRA
$140.49
VENTA
BLUE $287.00
COMPRA
$292.00
VENTA

Un desafío todavía por cumplir

* Por Luis María Hermida. Con la conducción de Darío Lopilato y la ascendente Paula Chaves debutó un nuevo ciclo de entretenimientos producido por Endemol Argentina.

Extra pequeño (domingos a las 21, por El Trece) es un formato local que, antes de su estreno aquí, ya conoce versiones foráneas. El principio de toda la idea, y su mayor originalidad, es el cambio de escala. Como reza la consigna, "es el primer programa que achica a sus participantes para poder jugar".

De esta manera, los participantes – dos familias tipo que compiten entre sí-, deben superar pruebas físicas cuya particularidad es que se desarrollan entre objetos gigantes, construidos ad hoc , como raquetas, pelotitas de tenis, piletas de cocina, baldes, ventiladores y la-varropas. Paula Chaves fue la encargada de "achicar", no sólo a los participantes, sino también a su compañero de conducción quien, de esta manera, fue el encargado de ayudar a los participantes a tratar de superar las pruebas.

La dupla conductora, con más entusiasmo que oficio, hizo lo que pudo frente a un desafío complicado. Fundamentalmente porque el tema de la doble escala, el corazón del programa (Chaves de tamaño normal, interactuando con todo el resto minimizado, ya sea dialogando o "arrojándoles" cosas: pelotitas, harina), no queda ni muy bien ni fluidamente resuelto. El recurso asoma como demasiado forzado, casi tanto como los innumerables cortes de cámara con el único fin de "verlos" minimizados desde una óptica normal.

Si a esto se le suman algunas particularidades, por llamarlas de alguna manera, de Lopilato -como proponer una cuenta de "5, 4, 3..." y no saber si eso es una cuenta regresiva o progresiva (!), o inventar un nuevo refrán: "Los hermanos sean primeros" -, y la dureza propia de alguien que, como Chaves, encara por primera vez una conducción, puede concluirse que aún queda un importante trabajo por delante.