DOLAR
OFICIAL $165.82
COMPRA
$174.82
VENTA
BLUE $309.00
COMPRA
$313.00
VENTA

Secuestran 100 kilos de cocaína y detienen a 12 personas

La droga fue incautada en dos procedimientos realizados en la provincia de Jujuy y en el oeste del conurbano bonaerense.

Unos cien kilos de cocaína fueron secuestrados en dos procedimientos realizados en la provincia de Jujuy y en el oeste del conurbano bonaerense, en los cuales se logró la detención de 12 personas, informaron fuentes de Gendarmería Nacional y de la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA).

El primer secuestro de cocaína se produjo en el marco del Operativo "Escudo Norte", durante un procedimiento que llevó a cabo personal del Escuadrón 53 de Gendarmería Nacional en la ruta provincial 2 y el Pasaje Morados, en la localidad de San Antonio, provincia de Jujuy.

Allí, los gendarmes realizaban controles y patrullajes a pie y detectaron a cuatro personas en actitud sospechosa y a un vehículo Fiat Siena que los esperaba estacionado a la vera del camino, cuyo conductor escapó a la carrera, explicó el Ministerio de Seguridad de la Nación.

Siguiendo con las investigaciones, los gendarmes iniciaron un rastrillaje por la zona y hallaron escondidas entre la maleza del monte cuatro bolsas de tela arpillera con 82 paquetes que totalizaron 84 kilos 350 gramos de cocaína.

El juzgado federal 1 de Jujuy ordenó la detención de las cuatro personas, todas ellas de nacionalidad boliviana, y el secuestro de la droga y del vehículo.

En tanto, una banda de narcos que se dedicaba al estiramiento y acondicionamiento de cocaína para ser traficada a Europa fue desbaratada por personal de la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA) tras siete allanamientos realizados en el oeste del conurbano bonaerense.

Los procedimientos fueron ordenados por el juez federal 1 de Morón, Juan Pablo Salas, en los cuales se logró la detención de ocho personas y se secuestraron 15 kilos de cocaína y gran cantidad de precursores químicos y sustancias para aumentar el volumen de la droga.

La droga incautada se encontraba en diferentes etapas de elaboración: cápsulas listas para ingerir, polvo para comercializar, tizas para transportar y los precursores.

Además, la PSA, dependiente del Ministerio de Seguridad de la Nación, secuestró balanzas de precisión, prensas para compactar la droga y desmanteló la instalación donde se procesaba el clorhidrato de cocaína.

La investigación comenzó en julio de 2011 con la detención de un ciudadano boliviano en el aeropuerto de Ezeiza que intentaba viajar a España transportando cocaína "ingestada", es decir en forma de cápsulas dentro de su cuerpo.