DOLAR
OFICIAL $126.07
COMPRA
$132.07
VENTA
BLUE $257.00
COMPRA
$267.00
VENTA

Salta: tuvo que censar a la exesposa de su pareja y le contestaron con una golpiza

El hecho ocurrió en la localidad de Las Lajitas y la empleada agredida presentó una denuncia en la comisaría por amenazas.

Una joven que participaba en el operativo del Censo 2022, que se desarrolló este miércoles en todo el país, sufrió una brutal golpiza cuando se presentó con el cuestionario en la casa de la exesposa de su actual pareja. El hecho ocurrió en Salta y la trabajadora del INDEC radicó una denuncia en la comisaría por lesiones y amenaza de muerte.

Está claro que el operativo del censo poblacional dejó algunas quejas de viviendas que no fueron visitadas, pero también tuvo algunos incidentes como el registrado en Las Lajitas, una localidad con unos 7.500 habitantes y que se encuentra a 200 kilómetros de la capital provincial.

En aquella localidad salteña, una censista no solo fue amenazada por parte de la familia que fue a encuestar sino que también recibió una feroz golpiza.

Al parecer el problema venía de tiempo atrás y estalló justo el día que la mujer de 29 años, empleada del INDEC, fue a golpear la puerta de la casa donde vivía la exmujer de su actual pareja.

Era cerca de las 14, cuando la censista se presentó en la vivienda del barrio San Antonio, con el fin de completar el cuestionario. Tras golpear a la puerta, la joven fue recibida por dos hombres, padre e hijo, que la hicieron ingresar a la casa para responder las 61 preguntas del cuestionario.

Hasta ahí todo se desarrollaba en forma normal, pero todo se desmadró cuando apareció en escena la exesposa de su actual pareja, quien enseguida descargó su furia y lanzó una fuerte amenaza. “Ahora sí, te voy a cagar matando”, le gritó ante la mirada de los testigos eventuales.

Fue en ese momento que la mujer junto a su hermana se abalanzaron contra la censista, a quien atacaron con golpes de puño y patadas. En tanto, el hermano y el padre de las dos mujeres enfurecidas intervinieron para terminar con la pelea y llevar un poco de calma a la vivienda.

Pero en rigor, la censista tuvo que escapar de la vivienda y llamar a la Policía cuando pudo zafar de las garras de sus agresoras. Ante el llamado, un móvil fue en asistencia de la mujer que tuvo que ser trasladada al hospital zonal a causa de las heridas recibidas.

El parte médico reportó que la censista terminó con "el labio inferior inflamado, en mucosa yugal infiere pequeña laceración, excoriación superficial en dedos anulares derecho e izquierdo".

Más tarde, la empleada del INDEC denunció a las hermanas por lesiones y amenazas. Sin embargo, el incidente no concluyó ahí, ya que estas dos mujeres también denunciaron a la censista con el argumento de que no podía acercarse a la vivienda porque había una prohibición legal que regía desde un problema conyugal anterior, que ocurrió hace unos años.

Dejá tu comentario