DOLAR
OFICIAL $85.97
COMPRA
$91.97
VENTA
BLUE $151.00
COMPRA
$156.00
VENTA

Por qué los argentinos sabemos vivir mejor, según un estadounidense

Una nota periodística resalta particularidades de nuestras costumbres alimenticias que nos hacen "mejores en la vida". 

La periodista Julie R. Thomson redactó la semana pasada una columna de opinión en el sitio "The Huffington Post", uno de los más importantes en Estados Unidos, en la cual destaca 14 ítems invaluables en la dieta argentina que nos hace "mejores en la vida".

"El bife de res es una religión y lo tratan con respeto" se puede leer como comienzo del decálogo en el artículo periodístico. Así, su autora destaca la carne de vaca como base de la alimentación nacional, con un consumo promedio de 68 kilos por persona anualmente.

Las bondades de criar las vacas en espacios abiertos y extensos, en vez de engordarlas en feedlots, es el comienzo de la enumeración pro alimentación argentina.

Thomson no escatimó en palabras para resaltar al choripán como el "mejor sandwich" del mundo, y se sorprendió en que el mismo se come antes del asado como "aperitivo", y no es un plato principal.


La periodista destaca que la mayoría de los argentinos consideran que un jardín no está completo si no incluye una buena parrilla para usar especialmente los domingos. En "la previa del asado" también la autora considera las particularidades de las empanadas y la morcilla.  

Pero el artículo no solo resalta la carne argentina como "la mejor del mundo" sino también enumera varios otros alimentos que hacen a la alimentación nacional "sabrosa". 

"La pasta tiene sabor a estar hecha por una abuela italiana, probablemente porque así es. La gran cantidad de inmigrantes italianos también hace que el país sea rico no solo en carnes", comenta  Thomson. 


El amor por la cocina argentina llevó a la autora a comparar las medialunas (o "medialunes") con los tradicionales croissants franceses, que son más grandes y no tan dulces. "Como son más chiquitas que el común de las facturas para el desayuno, se puede comer más de una", agregó.

Otros dos ítems destacados de su lista fueron los alfajores ("más grandes que Evita en popularidad, y que son tan buenos que pueden hacer cualquiera día, semana o año, mejor) y el dulce de leche ("respetaremos por siempre a la Argentina por darse cuenta de cuán bueno es. Lo ponen en, y adentro, de todo. Si alguna vez vas a este gran país, tenés garantizado que vas a comerte al menos un kilo")


La periodista, fascinada por la comida argentina, termina su artículo agradeciendo una "unión perfecta, el Fernet y la Coca como mejores amigos".