DOLAR
OFICIAL $117.39
COMPRA
$123.39
VENTA
BLUE $204.50
COMPRA
$207.50
VENTA

Pelean provincias por acciones de YPF

* Por Florencia Arbeleche. Previsible reacción de los distritos que no integran el lote de productoras de gas y petróleo.

La novedad de la participación accionaria que tendrán las provincias en el futuro esquema de YPF desató ya una escalada previsible de planteos de aquellos distritos que, si bien hoy no son productores de hidrocarburos, aseguran tener motivos suficientes para integrar ese lote de estados beneficiados, al tiempo que reclaman equidad en el reparto de los ingresos.

«El paquete accionario corresponde a todas las provincias y no sólo a las petroleras», advirtió ayer un ministro del nordeste en un encuentro que mantuvo con legisladores nacionales en su provincia.

En esa línea, precisamente, condicionó su apoyo al proyecto nacional en el Senado el Frente Amplio Progresista. Rubén Giustiniani recordó que «Santa Fe aporta el 30% de las retenciones a los granos que se producen en todo el país y todas las provincias cobran de esas retenciones. Por lo tanto -reclamó- todas las provincias deben participar de las acciones de YPF».

Pese a que el proyecto del Gobierno no precisa el número de provincias que serán dueñas del 25% del paquete accionario, hasta el momento todo parecía cerrarse en una discusión que involucraría sólo a los diez estados subnacionales que conforman la Organización Federal de Estados Productores de Hidrocarburos: Chubut, Santa Cruz, Neuquén, Mendoza, Tierra del Fuego, Salta, La Pampa, Jujuy, Formosa y Río Negro.

Sin embargo, desde hace varios años la fiebre por el hallazgo de gas y petróleo en otras provincias motivó el impulso de leyes de hidrocarburos para sostener eventuales exploraciones, y hasta hubo un acuerdo con la ex YPF para buscar crudo en Buenos Aires, Santa Fe, Córdoba, La Rioja, San Juan, Entre Ríos, San Luis, y Chaco, entre otras.

En marzo pasado, en la apertura de las sesiones legislativas, Daniel Scioli pidió a los diputados y senadores celeridad en el tratamiento de la ley de hidrocarburos que prevé la creación de un ente autárquico para promover y regular la actividad de exploración, explotación, transporte, almacenaje, industrialización y comercialización de petróleo, gas y carbón.

Por su parte, el gobernador de Chaco, Jorge Capitanich, recordó en las últimas horas el reciente hallazgo de petróleo en Charata y Las Breñas, aunque precisó que aún se realizan estudios para definir si la calidad del recurso permite la comercialización a gran escala.

Ayer, el gobernador radical Ricardo Colombi anticipó que en tres meses llamará a licitación para buscar petróleo en ese territorio. «Ojalá nuestra provincia sea petrolífera», se entusiasmó y explicó que Corrientes «está asentada sobre un gran acuífero, por lo que habría una posibilidad de encontrar petróleo, pero hay que hacer varios estudios primero».

Un camino similar, aunque con matices, habilitó ayer su par de Misiones, Maurice Closs, quien aseguró que le «gustaría que esta nueva YPF en su mecanismo de exploración de áreas no exploradas incluya primero a Misiones».

Fue el mendocino Francisco Pérez el primer gobernador petrolero en responder al planteo. Desde Nueva York, en donde se reunió con empresarios del sector, dijo que«no hay que confundir la naturaleza de la discusión. Cada provincia -agregó- tiene que analizar qué significa YPF. Para Mendoza no son solamente recursos fósiles, sino también estamos hablando de una destilería que provee de combustible a 14 provincias», explicó.

Estas manifestaciones, por ahora aisladas, son en rigor los primeros esbozos públicos de un deseo que comparten todos los mandatarios de aquellos distritos que no están contemplados en el actual esquema de reparto, especialmente en momentos en que la necesidad de lograr mayor financiamiento se ha vuelto la principal preocupación de todos los gobernadores.

La posibilidad de incorporar a todas las provincias en el esquema de reparto podría desatar una riesgosa batalla por los fondos de coparticipación, en línea con el argumento de Giustiniani de que la ley del Fondo Sojero benefició a todas las provincias y no sólo a aquellas donde se produce y se comercializa este recurso.

Como anticipo de lo que se viene, ayer Scioli mantuvo un contacto con la presidenta del bloque de Diputados nacionales del GEN/FAP, Margarita Stolbizer, quien le propuso acompañar el reclamo que debería hacer la provincia para no ser excluida del reparto de acciones de YPF. «Buenos Aires aparece directamente perjudicada, ya que en nuestro territorio se desarrolla gran parte del proceso industrial de hidrocarburos (refinamiento), generando un impacto ambiental por contaminación que daña nuestros recursos y la calidad de vida de nuestra población», buscó convencer Stolbizer mediante una carta al gobernador.