DOLAR
OFICIAL $135.37
COMPRA
$141.37
VENTA
BLUE $290.00
COMPRA
$295.00
VENTA

Papa Francisco: "El pueblo argentino está contento con su elección como Pontífice"

Graciela Fernández Meijide y Gabriela Michetti, cercanas al exArzobispo, charlaron con "Chiche" Gelblung de la realidad de la máxima autoridad de la Iglesia.

La verdadera revolución que causó la asunción de Jorge Bergoglio al trono de San Pedro, convertido ahora en Su Santidad Francisco, también hizo surgir opiniones encontradas en el ámbito del oficialismo. Para "defender" la figura del Papa, Graciela Fernández Meijide y Gabriel Michetti visitaron "Chiche en Vivo" y analizaron la influencia del Sumo Pontífice en la Argentina.

"Al Papa no lo convocaron para que trate el problema de la política en la Argentina. Yo creo que en los continentes donde hay una gran distancia entre la pobreza y la riqueza, si tenemos una persona en un tan alto nivel, que tenga la posibilidad de unir el tejido social, es algo muy importante", consideró la exsenadora Graciela Fernández Meijide.

Además Meijide, que no profesa la religión católica, destacó los valores que transmite Francisco: "Por eso la gente en general está contenta, tanto desde su fe católica como desde quienes no tienen esa posición religiosa pero se siente que hay una persona que se interesa por los temas profundos que tienden a ser permanentes para ser modificados: la exclusión, la pobreza y la corrupción".

En ese sentido, Gabriela Michetti explicó su relación con el exArzobispo: "Tenía una relación especial porque yo cada vez que tenía ganas de hablar con él levantaba el teléfono y podía charlar con él. Los católicos solemos tener "directores" de fe, y yo me recluía en él. Además intenté conocerlo ni bien me metí en la política, necesitaba tener un director espiritual que tuviera un lado intelectual y que se interesara por los problemas. Tengo como amiga a una prima de él de mi pueblo, Laprida, que me hizo el primer contacto. A partir de allí empecé a tener reuniones habituales y me he confesado con él, de hecho también lo hice en el despacho de la vicejefatura de Gobierno", comentó.

Luego, Fernández Meijide analizó por qué sectores del kirchnerismo no "digieren" a Bergoglio: "Ante la alegría y el fenómeno que tuvimos, de tener un Papa argentino y latinoamericano, cómo es que rebrotan estas historias si no hay una intencionalidad política. Me parece que se han equivocado, porque la mayoría del pueblo argentino está contento con esta noticia. Todo lo que sea ensuciar esto es una gravísima maniobra política y además usar a los derechos humanos de manera política. Lo he escuchado decir que él consideraba que el Gobierno hacía todo lo posible por hacer las cosas bien, pero que de todas maneras faltaba aún más".

"La práctica permanente del Gobierno de dividir a amigos de enemigos no permitió que nadie se diera cuenta que a Cristina le molestó que Bergoglio fuera elegido Papa", dijo la exmiembro de la CONADEP.

En ese camino también fue Michetti, que explicó la crítica en el discruso del nuevo Papa: "Cuando Bergoglio decía las cosas que decía en las homilías, sobre todo los temas que más afectaban a la población más vulnerable, se lo decía a todos, políticos y también empresarios. Él nunca quiso ser político, era un cura que quería decir lo que sentía".

"¿Por qué escupen para arriba cuando Alicia Kirchner fue ministro de Desarrollo del Gobierno de Santa Cruz en 1976? Porque se lo identifique como jefe de la oposición  hace denotar que tienen un gran odio por su designación, pese a que la mayoría de la gente esté contenta con esta noticia", dijo Meijide.