DOLAR
OFICIAL $94.39
COMPRA
$100.39
VENTA
BLUE $153.00
COMPRA
$158.00
VENTA

Moyano se anticipa a las paritarias y logra plus salarial de hasta $ 1.200

*Por Elizabeth Peger. El suplemento se fijó por ramas y contempla sumas especiales de $ 700 a $ 1.200. Personal de peajes firmó un plus por igual monto. Se aceleran la negociación de metalúrgicos.

En la recta final del año y casi como un primer test de las próximas paritarias, Hugo Moyano terminó de cerrar ayer el acuerdo con las empresas del transporte de cargas que fija el pago de un plus salarial, por fin de año que llega hasta $ 1.200 en algunas ramas de la actividad.

El convenio sellado por el gremio que lidera el titular de la CGT, que establece una gratificación por única vez y beneficia a unos 200.000 choferes que cobrarán según la rama entre $ 700 y $ 1.200, repite el esquema de suplementos especiales acordados en las últimas semanas por otros gremios y constituye un envión sustancial para aquellos sindicatos que aún mantienen negociaciones por el mismo reclamo. Contrariamente a la idea original del sindicato de Camioneros de discutir una suma uniforme de $ 1.000 para todo el personal de la actividad, el entendimiento final con las cámaras empresarias agrupadas en la Fadeeac privilegió un esquema de negociación por rama, con diferentes montos de suplemento. Los acuerdos, que se terminaron de cerrar en la noche del miércoles, abarcaron a las ramas de aguas gaseosas, recolección de residuos, correos, logística y caudales, donde se establecieron sumas fijas de entre $ 700 y $ 1.200 que los choferes cobrarán durante las próximas dos semanas, según informaron fuentes del sector.

El plus salarial obtenido por el gremio de Moyano se sumó así a los suplementos acordados en los últimos días por los trabajadores bancarios ($ 900 para diciembre más una suma mensual de $ 1.000 para el trimestre enero-marzo a cuenta del futuro aumento de paritarias); aceiteros ($ 4.000 en diciembre y un aumento promedio de 25% desde enero); obreros de la construcción ($ 900), taxistas ($ 1.000) y trabajadores de fábricas de alimentos ($ 600). También ayer los trabajadores de los peajes porteños afiliados al sindicato de Empleados de Comercio, que lidera Armando Cavalieri, acordaron con los representantes de Autopistas Urbanas (AUSA) el pago de una gratificación especial por fin de año de $ 1.200 que, según el gremio, tiene por propósito contrarrestar la erosión del poder adquisitivo de los sueldos producto de la inflación.

El tanto, el otro sindicato de esa actividad, el SUTPA que lidera Facundo Moyano, uno de los hijos del jefe de la CGT, continúa las negociaciones con las concesionarias viales metropolitanas y del interior del país en reclamo de un plus salarial de $ 1.600, tras rechazar una oferta empresaria de un pago por única vez de $ 800.

A su vez, la dirigencia de la UOM inició el martes una ronda de negociaciones con las cámaras que nuclean a las empresas metalúrgicas, autopartistas y fabricantes de electrónica y línea blanca en reclamo de un pago puente de $ 500 para los meses de enero, febrero y marzo, a cuenta de los aumentos que se fijen en la próxima discusión salarial.

En el gremio que conduce Antonio Caló consideran que ese suplemento permitiría compensar el desfasaje generado por la suba de precios de 2010 y abriría el camino a la posibilidad de negociar una pauta salarial responsable de entre el 22% y 24% que permita contener expectativas inflacionarias y avanzar en el acuerdo social con el Gobierno y los sectores empresarios.