DOLAR
OFICIAL $145.89
COMPRA
$153.89
VENTA
BLUE $286.00
COMPRA
$290.00
VENTA

Matías Alé: "Temí por mi vida"

* Por Florencia Maccione. El ex protagonista de Bravísima atraviesa uno de los momentos más difíciles de su vida, luego de sufrir una grave infección en su rodilla izquierda tras una simple operación de meniscos. Asustado y aún internado, el actor revela: "Estas cosas sirven para tomar conciencia de que un día te vas".

Las crónicas veraniegas acerca de Matías Alé (33) suelen tener otro tinte, generalmente están bañadas de las palabras escándalo o romance.

Este 2011 lo encontraba disfrutando de su primer temporada soltero después de doce años y, como no podía ser de otra manera, coqueteando con dos bellezas: Dominique Pestaña y Patricia Coki Ramírez. Hasta que el sábado 1º de enero el destino le jugó una mala pasada cuando cayó al piso en plena función de Bravísima, rompiéndose el menisco izquierdo... y todo cambió.

Lo que comenzó como una simple operación en su rodilla izquierda, derivó en una infección intrahospitalaria causada por la bacteria Estafilococo áureo, que ingresó a su torrente sanguíneo. Imposibilitado de moverse, llamó desde su cama a su médico, quien lo internó de urgencia en Mar del Plata. En la clínica le extrajeron seis jeringas de pus y el panorama ya comenzaba a teñirse de una gravedad impensada: "El doctor mandó al laboratorio las jeringas y determinaron que tenía un germen que faltaba que se desarrollara. Me metieron al quirófano de urgencia, me abrieron la pierna y me hicieron una limpieza.

 A los dos días otra vez volví a tomar temperatura y la rodilla comenzó a inflamarse. De tantas inyecciones que me dieron me había quedado sin venas... Temí por mi vida, pensé que me amputaban la pierna", relató Matías aún angustiado.

Fue en ese momento que apareció una figura inesperada, el excéntrico Ricardo Fort, para invitarlo a un asado. Al enterarse de su situación, puso a disposición de Alé su avión privado para que fuera trasladado cuanto antes al Instituto Alexander Fleming, ubicado en el barrio porteño de Belgrano, donde fue atendido por el jefe de Traumatología, el doctor Guillermo Cardinali. Allí, le sacaron otras diez jeringas de pus y, tras tres operaciones más en su rodilla, aún permanece internado recuperándose de la artritis séptica que padece: "Como me habían pinchado mucho me tuvieron que poner una guía central en el cuello, así me introducen toda la medicación por la vena central yugular", dijo el ex de Graciela Alfano y Silvina Escudero.

Precisamente, ambas mujeres se comunicaron con él para saber sobre su estado de salud.

Por su parte, Silvina también publicó un mensaje alentador para su ex en su cuenta de Twitter: "Fuerza para Matías, no está pasando un buen momento... Recemos para q todo salga bien, Dios lo va a cuidar. A pesar de lo q pasó fue importante en mi vida y lo es para muchas personas... apoyémoslo en este momento difícil que está pasando... ¡todos con Mati!".

Alé, conmovido por las muestras de afecto, agradeció el apoyo: "Me operaron cuatro veces en veinte días. La estoy peleando y en estos momentos te das cuenta de la gente que uno tiene al lado y siempre te ayuda".

 Finalmente, desde la cama del Instituto Fleming, donde se quedará hasta el 4 de febrero para luego continuar con una internación domiciliaria, Matías eligió brindar un mensaje introspectivo y esperanzador: "Estas cosas sirven para generar cambios, para tomar conciencia de que un día te vas. Yo me fui una tarde del hotel y hace 20 días que no vuelvo. Te ayuda a valorizar más a los amigos, a la familia, a tomarte tiempo para disfrutar. Esto quizá sirva para parar la pelota y para poder observar las cosas".