DOLAR
OFICIAL $123.99
COMPRA
$129.99
VENTA
BLUE $235.00
COMPRA
$238.00
VENTA

Lo más insólito de 2012: los mejores récords Guinness

Todos los años pasa igual: miles de personas en el mundo se esfuerzan por superar los límites y figurar en el famoso libro. En la Argentina se encuentra el hombre con más piercings en la cara. Conocelo en esta nota.

En el 2012 -que se va- hubo varios récords extraños que se dieron en distintos rincones del mundo. En nuestro país se llevó los premios el hombre con más piercings en la cara.

Se trata de Axel Rosales, un cordobés con una cara muy particular. Es que tiene 280 piercings de colores y distintos tamaños en su cara. Por esto logró entrar en el libro de los récords Guinness.

El hombre que vive en Villa María, Córdoba, superó al cubano José Iorio, que contaba con 250. Al principio, se perforaba para superar un desengaño amoroso, el dolor lo hacía olvidar. Y no paró. Así, decidió transformar el desamor en proyecto de superación.

Otro de los argentinos que alcanzaron un récord fue Lionel Messi, que hizo 91 goles en un año como delantero del Barcelona.

Fuera del país, otro de los récords Guinness es el del hombre más bajo del mundo. Se llama Chandra Bahadur Dangi, tiene 72 años, vive en Nepal y mide 54,6 cm.

También, está la mujer más tatuada: la norteamericana Cynthia Martell, que tiene el 96% de su cuerpo cubierto de tatuajes. Tardó cinco años en alcanzar el récord y las únicas zonas de su cuerpo libres de imágenes son las palmas de sus manos y las plantas de sus pies.

"Extraña belleza". Así llaman a la mexicana María José Cristerna, que con 49 modificaciones en el cuerpo –que incluyen, entre otras cosas, cuatro cuernos implantados en la frente, piercings y tatuajes por todo su cuerpo– alcanzó el récord de "Más modificaciones corporales".

En Croacia, la apertura de dos salas de cine motivó otro récord, en la categoría comida gigante. En dos horas, llenaron una caja de 52,29 m3 con pochoclo. Para los amantes de la comida chatarra, la hamburguesa con más calorías (4.200) fue hecha en Inglaterra: llevaba mayonesa, tomate, queso, cebolla, hamburguesa –doble–, pollo, pepino y papas fritas. Lo más insólito fue que un cliente se la comió en tan sólo siete minutos. El premio era otra comida gratis.

Tokio: 21 personas lograron algo que, además de insólito, resulta de lo más incómodo. Es que entraron todos juntos en un auto Mini Cooper, del modelo antiguo. En el nuevo modelo, en Inglaterra, lograron entrar seis más.

Las redes sociales también tuvieron un capítulo aparte: Facebook se consagró como la red social más grande de internet, con 901 millones de usuarios activos en todo el mundo. Además, día a día, se estima que los usuarios generan más de 3 mil millones de comentarios y "me gusta" en las fotos o los muros de sus "amigos".