DOLAR
OFICIAL $187.80
COMPRA
$196.80
VENTA
BLUE $371.00
COMPRA
$375.00
VENTA

La indignante justificación de una de las asesinas de Lucio Dupuy: “Vivía haciendo cagadas”

La novia de la madre del nene de 5 años asesinado en La Pampa justificó la violencia ejercida sobre él asegurando que eran “correctivos”. El próximo 2 de febrero se espera el veredicto.


Luego de 18 audiencias del juicio por el brutal crimen de Lucio Dupuy, el nene de cinco años asesinado en La Pampa por su madre y su madrastra, los fiscales creen que quedó comprobado que la víctima sufrió una serie de torturas durante varios meses y que las responsables de esos castigos, que lo llevaron a la muerte, fueron Magdalena Espósito, la madre de Lucio, y su novia Abigail Páez.

Frente a la cantidad de pruebas en su contra, ambas mujeres declararon ante el Tribunal de Santa Rosa sin responder preguntas. Se las acusa no solo de matarlo tras una larga serie de torturas, sino también de abusar sexualmente del chico. En sus declaraciones, ambas mujeres no mencionaron los abusos sexuales y tampoco hablaron sobre a las mordidas, los golpes y las quemaduras de cigarrillos que también detectó la autopsia.

“La verdad que nunca en mi vida viví una situación así, ni hubiera querido matarlo ni lastimarlo. Simplemente no sé qué me pasó, me enojé porque él estaba haciendo cagadas, vivía siempre haciendo cagadas como cualquier nene, pero eso no quería decir que fuera malo o que se lo viviera cagando a palos cómo se está diciendo. No eran así las cosas. Él era un nene que tenía una vida normal y feliz”, aseguró Abigaíl Páez ante los jueces Alejandra Ongaro, Andrés Olié y Daniel Sáez Zamora

Páez habló de que los golpes que recibió Lucio fueron “correctivos”. “No me imaginé nunca que esto pudiese llegar a pasar, ni era mi intención tampoco. Sé que hice mal las cosas y que no se justifica una violencia, para nada, de ningún tipo. Y sí, reconozco que se le daba un correctivo cuando él hacía cagadas, pero no era una cosa cómo están queriendo hacerlo ver que lo cagábamos a palos todos los días, que se lo violaba, no es así”, agregó Páez.

“Yo lo amaba y lo extraño mucho y pienso mucho en él y hablo mucho con él”, sostuvo la novia de la madre de Lucio.

Por su parte, Magdalena Espósito aprovechó sus últimas palabras para “desmentir” el rechazo a la maternidad que se le achacó durante el debate oral. “Me gustaría hacer una valoración que, a mi ver, es injusta. A mí se me está acusando, durante todas las audiencias, de un supuesto rechazo a la maternidad, de no haber cumplido con mi deber como madre y de haber faltado a todos los derechos que tenía Lucio. Entiendo que, en términos, fue así y asumo mi culpa en esas cosas que no cumplí como madre. Pero a mí se me critica por eso y al padre, al progenitor, porque la palabra ‘padre’ que le queda bastante grande se lo justifica. La responsabilidad era de los dos”, sostuvo.

La acusacion contra Espósito y Páez es por “abuso sexual gravemente ultrajante por las circunstancias de realización con acceso carnal vía anal con un objeto; agravado por haber sido cometido por la ascendiente; con el concurso de dos personas y aprovechando la convivencia con la víctima menor de 18 años; todo como delito continuado; en concurso real con homicidio calificado por ser la ascendiente, por ensañamiento y alevosía”. A esto se le sumó que la querella, encabezada por el experimentado abogado Mario Aguerrido, solicitó que se les impute el “odio de género” como agravante.

Dejá tu comentario