DOLAR
OFICIAL $100.83
COMPRA
$106.83
VENTA
BLUE $195.50
COMPRA
$198.50
VENTA

Kicillof viaja a Francia para renegociar la deuda con el Club de París

El ministro de Economía intentará llegar a un acuerdo para pagar parte de la deuda sin que el organismo acuda al Fondo Monetario Internacional como auditor.

El ministro de Economía, Axel Kicillof, parte a Francia hoy con el objetivo de mantener negociaciones con autoridades del Club de París por la deuda que Argentina mantiene con ese organismo.

El ministro viaja acompañado por el secretario de Finanzas, Pablo López; y por Hernán Lorenzino y Adrián Cosentino, quienes están a cargo de la Unidad de Renegociación de la Deuda.

"La intención es mantener un primer contacto y mostrar una seria voluntad de intentar buscar un acuerdo, tal como se avanzó con el CIADI, y con el tema de REPSOL", dijeron fuentes de la cartera económica.

La Argentina mantiene una deuda con los países miembros del Club de París desde el default de 2001, por alrededor de 6.700 millones dólares, pero sumados los intereses treparía a entre 9.000 y 10.000 millones.

Si bien se aclaró desde el Palacio de Hacienda que no se iba a presentar "una propuesta formal", ya trascendieron versiones de que la idea de Kicillof es pagar un porcentaje en efectivo y el resto con bonos.

En distintos momentos del gobierno kirchnerista, funcionarios del ala económica intentaron establecer contactos con el Club de París pero siempre chocaron con la imposición del organismo de que cualquier pacto esté auditado por el Fondo Monetario Internacional (FMI).

La Argentina rechaza este condicionamiento y en el Palacio de Hacienda reconocen que este puede ser el principal escollo en la negociación.

Las tratativas con el Club de París se encuadran dentro de una política oficial que busca acercar posiciones con la comunidad financiera internacional para de esta forma reabrir canales de financiamiento.

Cabe recordar que antes de su salida del Palacio de Hacienda, Lorenzino y Cosentino habían iniciado una serie de conversaciones que luego se truncaron.