DOLAR
OFICIAL $165.82
COMPRA
$174.82
VENTA
BLUE $309.00
COMPRA
$313.00
VENTA

"Hago cucharita solo con Jéssica", reveló Mónica Farro

La vedette uruguaya encontró en su amiga caricias y contención. Hoy se mantiene alejada de los varones.

Nota extraída de la revista Caras

Desde los 17 años siempre estuvo en pareja. Nunca le faltó un novio a su lado. Sin embargo, Mónica Farro (37) hoy se mantiene alejada de los varones, y cree que la decisión de este cambio la tiene su mala suerte en el amor. Tal vez por eso, ahora prefiere disfrutar de la compañía de una mujer en su vida.

"Vengo de dos relaciones bastantes conflictivas. En mis dos últimas parejas, fui víctima de golpes y engaños. Así que me dije: "Basta de hombres. No quiero que nadie más entre en mi vida y me rompa el corazón", confiesa a Caras la vedette uruguaya.

Cada noche, Farro deslumbra al público en el teatro Astros con la obra "La noche de las narices frías". Sin embargo, a pesar de contar con varias invitaciones masculinas, sólo prefiere la compañía de la uruguaya Jéssica Zunino (30), quien la visita en Buenos Aires cada vez que puede, y eso desató una ola de rumores, que las protagonistas no desmienten. "Hoy, sólo duermo y hago cucharita con mi amiga, ¿qué tiene de malo? Es mi confidente, sabe todo de mí. Ojalá pueda venir a instalarse conmigo, sería una felicidad única contar todo el tiempo con su compañía. Dormir con ella me da paz. Hace más de diez años que somos amigas", cuenta la vedette.

"Ella es incondicional, está a mi lado en las buenas y en las malas. Hace acrobacia y es bailarina, y me ayudó mucho cuando participé del 'Bailando'. En este viaje surgió que estábamos en pareja por un programa de televisión y luego, para confirmarlo, subimos una foto juntas en Twitter, nos divertimos mucho", asegura.

Después de más de veinte años de haber estado con parejas masculinas, Mónica Farro se siente desilusionada de los hombres, y después de pasar un tiempo en soledad, está feliz con su amiga, aunque no cierra la puerta al hecho de volver a enamorarse de un hombre. Pero después de tantos desengaños, sabe que tendrá que pasar mucho tiempo para volver a confiar en un varón.

"Por ahora, no hay un hombre que me motive. Tengo invitaciones a salir a cada rato, pero no acepto ninguna", dice. Cansada de los maltratos que recibió de sus últimas parejas masculinas, la vedette decidió dar un giro y compartir sus momentos con Jessica Zunino, una bailarina, acróbata y futbolista uruguaya. El domingo se despidieron en la terminal de Buquebus.

"No me interesa nadie, ni siquiera para tener un 'touch and go'. Y lo bueno es que no lo sufro. Muchas veces me siento sola, porque acá en Buenos Aires no tengo a nadie. Y la soledad no es buena, por eso Jéssica viene a verme siempre. Yo no puedo viajar por el teatro, sólo voy a Uruguay para ver a mi hijo", relata Mónica.

Su amiga uruguaya es futbolista y actriz. En este último viaje realizó algunos castings para probar suerte en Buenos Aires, y tal vez logre quedarse a vivir con Farro.

El domingo 26, al mediodía, ambas mujeres llegaron a la terminal de Buquebús, en el barrio porteño de Puerto Madero. Allí, Mónica despidió a Jéssica, que volvía a Uruguay. Vestidas informalmente, las mujeres se fundieron en un emotivo abrazo, aunque la vedette, a pesar de sus enormes anteojos oscuros, no pudo esconder sus lágrimas.

"Me entristece su partida, siempre la acompaño a la terminal y nos fundimos en un gran abrazo. Cada vez que se va, vuelvo a casa llorando. Nos cuesta separarnos. Nosotras nos re queremos. Me siento acompañada cuando ella está conmigo. No es nada grave abrazarnos y demostrarnos afecto, somos dos personas adultas y hacemos lo que sentimos en el corazón", completa.