DOLAR
OFICIAL $93.50
COMPRA
$99.50
VENTA
BLUE $146.00
COMPRA
$151.00
VENTA

Habló el amigo del ciudadano armenio asesinado en Retiro: “Lo mataron como a un perro”

El hombre pidió que se tomen las medidas para encerrar al joven de 15 años que habría cometido el crimen.

Tras la noticia del brutal asesinado de un ciudadano armedio en Retiro, Diego, amigo de la víctima rompió el silencio y pidió Justicia. “Lo mataron como a un perro”, afirmó.

"Es una pena que haya muerto como un perro en la calle, que lo haya matado un pibe de 15 años, a dónde vamos como sociedad si un nene de 15 años no tiene reparo de lo que es la vida. Hoy todos tenemos que estar llorando porque esta persona no hacía más que trabajar y ayudar a los demás", dijo Pablo en diálogo con TN.

El hombre contó que en el momento del crimen no iba con su amigo, sino que ellos se iban a reunir en Puerto Madero, en el punto de encuentro de un recorrido que hacían con otros amigos tres veces por semana para cuidar su salud.

"Siempre íbamos separados. Él vive en Núñez y yo en Constitución. Llegué más tarde, lo estuve llamando por teléfono y no me contestaba, fui al lugar habitual de encuentro y tampoco estaba, hice el recorrido habitual y ahí me encontré con mi otro amigo Pablo que tampoco estaba con él y de repente veo la bicicleta, el patrullero, la sangre, pensé que lo habían atropellado", relató.

Y agregó: "Los martes, viernes y domingos salíamos a andar en bicicleta, por la bicisenda siempre. Y por una bicicleta arruinás a toda una familia. Esta persona tiene que pagar, no puede ser que porque sea menor salga. No fue algo sin sentido, podría haberlo herido, era una bicicleta, tenías un arma, podrías haberle metido un tiro en la pierna o darle un culatazo, qué necesidad tenés de arrancarle la vida a alguien".

Diego contó también que Dimitri, su amigo, era un profesional de la salud y hacía "un tratamiento único" en la Argentina, que tenía "300 alumnos" y que pensaba abrir un centro "de columna".

"Era un excelente profesional, una excelente persona, padre de cuatro hijos. Soy paciente de él, tengo 5 hernias de disco, casi no caminaba y él te curaba con sus manos. Tenía pacientes como Acero Cali, Karina Jelinek y la señora Patricia Bullrich", contó.

"Esto tiene que saberlo todo el mundo, esta persona no debería haber muerto hoy, no había ningún motivo. Dejó un bebé de dos años, se la pasó laburando, estaba pagando su casa. Este pibe (el delincuente) tendría que haber muerto, no él", añadió.

Y se preguntó qué va a pasar con el asesino: "¿Ese chico qué va a hacer ahora? ¿Va a buscar un trabajo por dos pesos? ¿Se va a reinsertar en la sociedad? ¿De qué manera? Es imposible que ese chico se recupere", concluyó.

Dejá tu comentario